Los Perros del Mar (I), John Hawkins.

“Los perros del mar”, sea dogs, como ellos mismos se llamaban, eran piratas ingleses durante la época de Isabel I, la Reina Virgen, que “operaban” durante el siglo XVI, y que irrumpieron en las aguas americanas a raíz de la aparición de los grandes cargamentos de plata y oro en las flotas españolas que los traían de América. Aunque con anterioridad a 1560 habían existido algunas importantes figuras, básicamente francesas, puede considerarse a John Hawkins como el padre y el auténtico pionero de todo tipo de rapiña, pillaje y robo que en años posteriores azotaría las aguas del Caribe.

José Alberto Cepas Palanca

Leer: Los perros del mar (I), John Hawkins

El Gobernador de Venezuela, Alonso Bernáldez, subió a bordo del JesúsofLübeck , para confirmarle personalmente a Hawkins la prohibición de vender esclavos en Borburata.
Dada la negativa, el inglés ordenó disparar algunos cañones e hizo desembarcar a 50 de sus hombres. Ante la actitud del pirata inglés, y con la plaza ocupada, Bernáldez no tuvo más remedio que aceptar las condiciones de
Hawkins. Así, los ingleses lograron vender 151 negros y algunas otras mercancías, obteniendo unas ganancias que rondaban los 12.500 pesos.
La siguiente etapa fue el puerto de Curaçao5, donde, según información obtenida por los piratas, el Gobernador Lázaro Bejarano, tenía un cargamento de 8.000 piezas de cuero. Mediante engaños, Hawkins logró atraer al Gobernador a su nave, y una vez a bordo le hizo prisionero. Tras coaccionarle mostrándole la potencia de fuego de sus naves que eran muy superiores a la de las defensas españolas, pidió 600 piezas de cuero por su rescate, aunque posteriormente elevó la cifra hasta 2.000. A pesar de lo que creían los piratas, Bejarano sólo poseía mil cueros que se los entregó al pirata, quien no contento, hizo desembarcar a 50 de sus hombres que se ensañaron con la pobla-
ción matando el ganado de los habitantes. Tras esquilmar Curaçao, los ingleses volvieron a practicar la extorsión en Río Hacha6. Menos suerte tuvieron en su siguiente escala: Cartagena de Indias. Allí, alertado el Gobernador, Martín de Alas, de la presencia de Hawkins tenía preparado su defensa. El pirata trató de negociar con él, pero el Gobernador se mantuvo firme en su negativa a hacer ningún trato con los británicos, que volvieron a demostrar la fortaleza de sus cañones disparando varios cañonazos para intimidar a los españoles, pero la jugada les salió mal; al no lograr sus propósitos abandonaron el lugar con las manos vacías.
Hay que aclarar que parece ser que el motivo de que las autoridades españolas no hubieran perseguido y acosado a
JohnHawkins y sus naves tras estas correrías se debía a que, astutamente el inglés había puesto mucho cuidado en no perjudicar los intereses económicos de Felipe II, abonando todos los impuestos que las leyes estipulaban
en las operaciones comerciales. De esta manera Hawkins disfrazaba de comercio legal y honrado lo que no era más que simple y vil chantaje, pues el pirata conseguía los esclavos a precio de asalto; los ponía a disposición del colono que los necesitaba, no discutía mucho el precio, ya que en este negocio todo era ganancia. Algunos historiadores señalan una posible connivencia entre el pirata inglés y algunos de los Gobernadores españoles, de tal forma que el uso de la fuerza y la intimidación habría sido una
5 Curazao o Curasao, oficialmente País de Curazao, es un territorio autónomo del Reino de los Países
Bajos, con una superficie aproximada de 444 Kilómetros cuadrados. Está situado en el sur del mar Caribe, a unos 50 km de la costa noroccidental de Venezuela, y pertenece al grupo de las Islas de Sotavento, junto con sus Islas vecinas de Aruba y Bonaire. Hasta 2010 formó parte de las Antillas Neerlandesas.
Perteneció a la Corona de Castilla hasta 1634.
6 Rio Hacha, o Río del Hacha, oficialmente Distrito Especial, Turístico y Cultural de Riohacha, es un municipio colombiano, capital del departamento de La Guajira. Se ubica en la costa del mar Caribe, en el delta del río Ranchería. El motivo del establecimiento europeo fue la extracción de perlas en sus costas, lo cual se le atribuyó el apodo de El Portal de Perlas. Los españoles la constituyeron como un puerto marítimo y fluvial, la cual hasta mediados del siglo XX representaba un sector importante de su economía por importación de alimentos, electrodomésticos, madera y construcción, bebidas y textiles; y exportaciones de sal marina, cueros, ganado, carbón y leña. La explotación y cultivo de perlas fue la actividad más importante de esta población hasta tiempos recientes. En el año de 1547, Riohacha recibe el título de Ciudad Autónoma a través de dos Cédulas Reales expedidas por la Corona Española en los meses de septiembre y octubre.
6
solución pactada por ambas partes para que los comerciantes locales pudieran justificar ante la Corona española el haber hecho negocios con negreros británicos.
Tras abandonar Cartagena, JohnHawkins se dirigió con su flota al canal de las Bahamas, con intención de tratar de capturar alguna nave rezagada de la Flota de las Indias 7. Al no conseguirlo puso rumbo a las costas de la Florida, donde contactó con una de las bases que tenían los piratas hugonotes, protestantes franceses, mandados por Jean
Ribault, cerca de la colonia española de San Agustín de la Florida. Finalmente, el 28 de julio puso rumbo a Inglaterra.
Su regreso a Londres fue realmente apoteósico. Las ganancias de la expedición habían sido muy notables y
Hawkins pudo repartir entre los inversores un beneficio del 60%.
Como recompensa a sus “hazañas”, la Reina Isabel le concedió el título de caballero.
JohnHawkins escogió como escudo de armas la nada heroica imagen de una mujer negra encadenada con los senos al aire.
Tercera expedición Tras estos dos triunfos, JohnHawkins se tomó un descanso, por lo que encargó el siguiente viaje a su hombre de confianza, John Lowell, el comerciante tinerfeño. En dicha expedición, que zarpó de Plymouth en 1566, figuraba un joven de 24 años que posteriormente se convertiría en otro célebre pirata: Francis Drake8. La expedición de Lowell siguió casi al pie de la letra el “método de trabajo” instaurado por Hawkins,
capturando barcos negreros frente a las costas africanas para robarles la mercancía humana para luego venderla en los puertos americanos mediante el chantaje y la extorsión.
Pero en 1567, animado por las numerosas ofertas económicas que recibió para encargarse personalmente de una nueva expedición al continente americano.
John Hawkins abandonó su retiro. Decisión recibida con satisfacción por la propia Reina, quien se involucró ya de una manera de una manera decidida y entusiasta en la nueva expedición pirata, poniendo a su disposición dos buques de la Armada Real: el JesúsofLübeck, que Hawkins ya conocía, y en el que embarcó Drake, y el Minion, de 600 Ton con seis cañones pesados y varias piezas de artillería ligera. Además se repartieron numerosas armas sacadas del Arsenal Real de la Torre de Londres 9. Los armadores privados aportaron a la flota pirata otros cinco buques: el William and John, de 150 Ton; el Swallow, de 100; el Judith, de 50 y el Ángel de 40; todos muy bien equipados en lo que a la Artillería se refería. Las tripulaciones sumaban alrededor de un millar de hombres.
7También conocida como La Flota de la Plata. Salía de Cuba y llevaba a España los metales preciosos
que los españoles sacaban de las minas de México y Perú.
8Francis Drake, conocido en España como Francisco Draque, fue un corsario inglés, explorador, comer-
ciante de esclavos, político y vicealmirante de la Marina Real inglesa.
Ver artículo sobre este pirata.
9La Torre de Londres, oficialmente el Palacio Real y Fortaleza de su Majestad, es un castillo histórico
situado en la ribera norte del río Támesis en el centro de Londres.
El objetivo del viaje ya no era la venta de esclavos y comerciar a la fuerza, sino que, envalentonados por los éxitos de las anteriores expediciones, los ingleses se proponían robar y saquear si la situación era la propicia. Aparte, la Reina les había encargado instaurar una colonia británica en territorio americano, que en el fondo “la colonia” la
utilizarían como cuartel de operaciones para sus futuros actos de pillaje.
Tras zarpar de Plymouth el 24 de octubre de 1567, el trayecto fue el habitual, con escala en Canarias y destino a las costas de Cabo Verde. Aunque los objetivos de la piratería y el contrabando cada vez eran más altos; aparte de asaltar barcos negreros, llegaron a adentrarse en tierra firme tomando parte activa en algunas guerras tribales. Capturaron un total de 450 “piezas de carga”, como así se les llamaba a los esclavos en el argot negrero, incorporando a la flota dos naves más, una de ellas arrebatada a los lusos y rebautizada como Grace of God.
Hawkins llegó al Caribe el 25 de marzo de 1568.
Las perspectivas eran inmejorables para los ingleses en los dos primeros puertos a los que arribaron; Isla Margarita 10 y en Borburata, donde se quedaron durante un año entero practicando el contrabando, para posteriormente poner rumbo a Rio Hacha.
Hawkins envió como avanzadilla a la Minión, mandada ahora FrancisDrake, pero cuando llegó, cinco días después, se encontró con que su subordinado había bloqueado el puerto, ya que los españoles le habían plantado cara.
El tesorero local, Miguel de Castellanos, se negó a hacer tratos con los británicos, por lo que Hawkins
ordenó desembarcar a 250 hombres que comenzaron a saquear el lugar mientras sus habitantes huían despavoridos de la ciudad, lo que permitió a los ingleses arramblar con las arcas locales.
Hawkins prometió devolverlas si los españoles accedían al contrabando. Castellanos no tuvo más remedio que dar su brazo a torcer, y así el pirata pudo vender 200 esclavos, la mitad de los que llevaba, además de otras mercancías. Antes de abandonar la plaza, el inglés regaló a sus habitantes 60 esclavos para compensarles por las pérdidas materiales que les había causado, pero no era tal regalo; los esclavos estaban enfermos, muy débiles y sin fuerzas que fallecieron poco después. El siguiente objetivo era de nuevo Cartagena de Indias, del que no tenía buen
recuerdo, al haber tenido que abandonarla al no conseguir ni un mísero peso, y donde las cosas tampoco le saldrían bien. Cuando en julio de 1568 llegaron frente a la plaza, ésta estaba todavía indefensa, al no haberse concluido la obras de construcción de los fuertes de Boquerón y La Caleta. En un primer momento, Hawkins, como era su cos-
tumbre, conminó a las autoridades para “negociar”, pero el Gobernador, Martín de Alas, viejo conocido por el contrabandista, se volvió a mantenerse firme en su negativa. Entonces, el británico amenazó con apoderarse de la ciudad y arrasarla, pero su contrincante le respondió con decisión: “A partir a ahora el único lenguaje en el que
habremos de entendernos será el de la espada y la arcabucería”. Los ingleses iniciaron el ataque bombardeando la plaza que los españoles defendieron eficazmente. El Gobernador Alas dispuso ingeniosamente que las dos únicas piezas de artillería de que10 La Isla Margarita, llamada la Perla del Caribe, está ubicada al sureste del mar Caribe, noreste venezolano, al norte de la península de Araya del estado de Sucre. Junto a las islas de Coche y Cubagua, constituye el único estado insular de Venezuela, denominado Nueva Esparta.
8
disponía se colocaran en diferentes asentamientos, como si fueran piezas móviles, para hacer creer a los piratas que su potencia de fuego era mucho mayor de la que realmente tenían. Así estuvieron durante ocho días. Se dice que el inglés estaba tan sorprendido, molesto y enfurecido por su fracaso que antes de abandonar la ciudad de
Cartagena juró que “algún día” volvería para convertirla en cenizas. Hecho que nunca tuvo lugar.
La intención de Hawkins
tras abandonar Cartagena era regresar a Inglaterra, pero una tempestad que le sorprendió frente a las costas cubanas le hizo desistir de su idea, además su flota había sufrido daños de consideración, especialmente el Galeón Real JesúsofLübeck, que exigía reparaciones urgentes antes de regresar y efectuar la travesía del Atlántico. Tras capturar un barco de la Monarquía Hispánica que se cruzó en su camino, Hawkins se enteró por su capitán, Agustín de Villanueva, de que el puerto de Veracruz 11 era el único que reunía condiciones para reparar un barco del tonelaje del Jesús of Lübeck.
El oficial español informó también al inglés de que en dicha plaza se esperaba la próxima llegada de la Flota de Indias de España, llamada Flota de Nueva España, al puerto de Veracruz, a recoger los metales preciosos que debía llevar a España, vía Cuba, lo que despertó la codicia de Hawkins. Apresar la Flota de Indias era el sueño de cualquier pirata y contrabandista inglés, por lo que Hawkins empezó a soñar con los honores y glorias que le aguardaban a su regreso a Inglaterra.
Camino de su objetivo el inglés capturó otros dos barcos españoles que sumó al mercante apresado anteriormente, lo que le permitió concebir su estrategia de asalto; hacer que las naves españolas fueran a la cabeza de la flota para engañar a los habitantes y defensores de Veracruz. Era el 15 de septiembre de 1568 cuando la flota pirata arribó a Veracruz. Los ingleses, según sus planes, hicieron que los barcos españoles capturados abrieran la formación cuando su flota fuera a entrar al puerto. El plan tuvo éxito y los españoles mordieron el anzuelo creyendo que la flota que se aproximaba era la de Indias, en la que se esperaba la llegada del nuevo Virrey de México, Martín de
Enríquez de Almansa12. Para cumplimentar a tan ilustre viajero, salió del puerto una embarcación con varios Oficiales y Autoridades locales. Hawkins obligó a los españoles que llevaba prisioneros a que les invitaran a subir a bordo, tras lo cual, capturó a todo el comité de bienvenida. A cambio de la libertad exigió que se le entregara el control de un peñón conocido como la Isla Gallega, también llamada Isla de Sacrificios, muy cerca de Veracruz, en donde había un fortín y una batería de artillería. Desde allí pensaba coordinar el asalto a la Flota de Indias. Los españoles accedieron a su petición.  Pero uno de los oficiales del puerto, el Capitán Antonio Delgadillo hizo todo lo posible para desbaratar los planes piratas. Envió varios correos para avisar a las caravanas que
transportaban la plata de la presencia de los piratas en la ciudad, y mandó también un
11Ciudad mexicana en costa atlántica. De su puerto salía la Flota que desde México iba a La Habana,
para juntarse con la que venía de Tierra Firme (norte de Sudamérica), para luego las dos – la Flota de
Indias – atravesar el Atlántico en dirección Sevilla.
12 Martín Enríquez de Almansa y Ulloa (1510-1583), político y militar español fue el cuarto Virrey de la
Nueva España y el sexto Virrey del Perú. La primera acción que hizo Enríquez de Almansa al llegar al
puerto de Veracruz fue desalojar un puesto de piratería que habían establecido los ingleses en la Isla de
Sacrificios, desde donde atacaban a los barcos que entraban o salían de la bahía. Los españoles ganaron
la batalla de San Juan de Ulúa y entre los piratas o corsarios que fueron derrotados estaban los famo-
sos FrancisDrake y John Hawkins.
9bajel
13al encuentro de la Flota de Indias para informarles de la complicada situación en que se encontraban. Nada más tener noticia de los piratas en el puerto de Veracruz, el General que mandaba la flota hispánica, Francisco de Luján, se quedó perplejo ante la situación, nada favorable a los intereses españoles, ya que tras las penalidades de la
larga travesía atlántica,  sólo una de sus naves estaba en condiciones de presentar batalla. Los españoles organizaron deprisa y corriendo un Consejo de Guerra en el que participó el nuevo virrey, acordando pese a todo entrar en Veracruz y organizar la defensa de la ciudad.
El 17 de septiembre la flota española, en un gesto audaz, desfiló frente a la inglesa y atracó en el puerto descargando con gran rapidez. Los españoles se alinearon en el extremo derecho del puerto, mientras los británicos hacían lo propio en el izquierdo preparando cada bando su estrategia para la batalla. Hubo incluso un intento de negociación en el que Hawkins lo aprovechó para enviar al nuevo Virrey un arrogante mensaje en el que decía tener a toda la ciudad como rehén y que no vacilaría en destruirla sino se accedía a sus exigencias, pero en la noche del 22 de septiembre, el Virrey Enríquez, que había tomado el mando de la flota y de las tropas españolas, comenzó a planificar su plan de ataque. Preparó una embarcación ligera con 130 hombres entre arcabuceros y vecinos armados, para que trataran de acercarse a la flota inglesa y abordar el Jesús of Lübeck.
A las nueve de la mañana comenzó la batalla. En un primer momento, la balanza se inclinó del lado inglés, quienes al darse cuenta de la maniobra ofensiva española abrieron fuego con su artillería logrando hundir la nave Almiranta, que tradicionalmente se situaba en retaguardia de la formación. Mientras tanto la nave Capitana que iba en cabeza y la comandaba un Capitán General, segundo en el rango de Oficiales de la Flota, entabló combate con la Minión, causándose ambos buques daños de consideración. Una hábil maniobra del Capitán Delgadillo con un grupo de soldados logró asaltar el fortín de Isla Gallega, en poder de los ingleses, matando a todos los piratas que allí se encontraban y haciendo que las piezas de artillería del fuerte abrieran fuego contra las naves enemigas que fue el principio del fin de los piratas.
El Jesús of Lübeck fue tomado al abordaje y capturado, y otros dos barcos ingleses, el Ángel y el Swallow, fueron hundidos por el fuego español. Además, uno de los buques franceses que Hawkins había capturado frente a las costas de Guinea e incorporado a su flota, también se fue a pique. Viendo aquel desastre, Francis Drake, que mandaba la Judith, emprendió la huida abandonando a Hawkins a su suerte. Este gesto fue el inicio de una enemistad entre los dos piratas que duraría hasta el final de sus días.
Hawkins logró escapar con vida de la catástrofe, aunque solo logró salvar dos embarcaciones, la Minión
y un pequeño patache14. Los españoles perdieron tres naves, dos hundidas y la
13Bajel es un nombre castellano, que se utilizó en la Edad Media y Moderna como sinónimo de barco,
buque, nave, nao, embarcación. El término ha caído en desuso y, aun cuando académicamente el diccio-
nario de la lengua lo define como un sinónimo de buque por la utilización histórica su concepto se asocia
a barcos con casco de madera, siendo veleros de varios palos o cuando sólo existe un mástil no tratándo-
se de embarcaciones menores (una Ton de desplazamiento).
14 Un patache es un tipo de embarcación de vela con dos palos, muy ligera y de poco calado, una especie
de mezcla entre un bergantín y una goleta, que en sus inicios fue un barco de guerra, estando destinado a
la vigilancia e inspección de las costas y puertos normalmente supeditada a otra embarcación de más
10
tercera incendiada. Con todo, las embarcaciones habían sufrido tal cantidad de daños que el pirata se vio obligado a hacer escala en la Isla de los Sacrificios para efectuar las reparaciones más urgentes. En dicha Isla, Hawkins
tuvo que enfrentarse a un motín de su tripulación que se dividió en dos grupos; un centenar de ellos estaban de acuerdo con su capitán para volver a Inglaterra; el otro, unos 114 hombres, prefirieron quedarse en aquellas tierras. Los amotinados desembarcaron en la Isla de Tampico
15, que fueron asediados y perseguidos por los indios chichimecas
16, al ser tierra de ellos. Fueron 14 las bajas que sufrieron por el asedio chichimeca, quienes ante la rendición de los
ingleses los obligaron a arrodillarse, quitándoles las pocas armas y ropas que llevabane indicándoles la cercanía de Pánuco17; al llegar al poblado fueron detenidos durantetres días, y de allí la justicia, La Inquisición, los envió de cuatro en cuatro a México capital, donde fueron ejecutados por el cargo de piratería.
Mientras tanto, John Hawkins y los hombres que le permanecieron fieles iniciaron el penoso viaje de regreso a su país. Fue una travesía repleta de dolor y sufrimiento, en la que los piratas se vieron obligados a beber agua salobre y comer cueros ahumados.
Los supervivientes lograron arribar a los puertos de Marín y Vigo, donde fueron socorridos por los españoles, quienes, todavía no tenían noticias de lo ocurrido en Veracruz. Finalmente, los ingleses llegaron a Plymouth, el tres de febrero de 1569, pero esta vez su regreso fue muy distinto del victorioso recibimiento que Hawkins tuvo en
sus viajes anteriores. Los piratas llagaban diezmados, humillados y completamente derrotados.
Hawkins había perdido tres barcos, entre ellos el Galeón Real Jesús of Lübeck, lo que era un auténtico deshonor para la Corona inglesa y del millar de hombres con los que había partido de Inglaterra, de los que sólo volvieron un centenar. Más humillante resultaba el desastre para la Corona británica, que también causó consternación y rabia entre los armadores que habían financiado la expedición. El hecho de que un Galeón de la Armada Real fuera apresado en el transcurso de un acto de piratería dejaba en muy mal lugar a la Reina Isabel. Tanto Hawkins
como Drake se esforzaron en tergiversar la realidad de lo sucedido y sus mentiras lograron el propósito de
causar indignación en la sociedad británica que veía a los dos marinos no como lo que realmente eran, dos piratas, sino como unos honrados comerciantes víctimas de la arrogancia y prepotencia de los españoles. El colmo del cinismo lo mostró Drake al asegurar que los españoles le adeudaban una auténtica fortuna, refiriéndose al oro
que no habían podido robar en Veracruz.
importancia o tamaño, y también para viajes transpacíficos, aunque posteriormente se utilizó para fines
civiles, de aprovisionamiento y de correo y que no superaba las 100 toneladas.
15 Tampico es una ciudad y puerto del noreste de México en el estado de Taumalipas.
16 Ya establecidos los castellanos, designaron como “pueblos chichimecas” a todos los habitantes al
norte del Valle de México y por ende a todo el septentrión arriba de la “frontera mesoamericana”. A la hora
del contacto español, las naciones principales de los chichimecas eran los pames, guamares, zacatecos,
guachichiles, tecuexe, caxcanes, sauzas y guaxabanes.
17 Pánuco es una ciudad en el Estado mexicano de Veracruz, localizada en la región de la Huasteca Al-
ta Es la cabecera del municipio de Pánuco y está situado en la orilla del Río Pánuco.
11
La expedición de Hawkins y Drake Tras el desastre de Veracruz, la figura de John Hawkins
se eclipsó temporalmente, hasta que en 1595 la Reina Isabel volvió a reclamar sus servicios por la preparación de la
mayor operación corsaria que había existido hasta la fecha. El artífice fue Francis Drake, y el objetivo era la conquista de Panamá; el establecimiento en el istmo de una base de operaciones británica y el saqueo de cuantos puertos españoles fuera posible.
La Reina aceptó el plan de Drake, pero como condición que el mando de la expedición fuera compartido por Hawkins. Aunque las relaciones entre los dos piratas no eran muy buenas, firmaron momentáneamente las paces y comenzaron el reclutamiento del personal. A ellos se unieron tropas regulares británicas, mandadas por Sir Thomas de Baskerville. La flota se fue concentrando como era costumbre en Plymouth, aportando la Armada Real dos buques de guerra construidos especialmente para esta empresa: el Garland, el Defiance, aparte de los Galeones Reales Bonaventure, Hope, Adventure y Foresigth. También se unieron numerosas naves particulares. En total, la
flota estaba compuesta por 28 buques. La tripulación rondaba los 1.500 hombres, a los que se unieron 3.000 más que formaban las tropas de desembarco. Era la mayor flota pirata formada hasta la fecha.
En un principio el plan era zarpar en el verano de 1597, pero una incursión española en varias localidades costeras inglesas, volvió a despertar el temor de una invasión a la Isla, lo que retrasó la salida de la flota hasta el otoño. Finalmente el siete de septiembre cuando Drake y Hawkins levaron anclas. El primero izó su insignia en el
Defiance , y el segundo en el Garland. Desde el primer momento hubo graves diferencias en el trayecto. Drake, alegando que había embarcado 300 hombres más de lo previsto y que no poseía víveres suficientes para alimentarlos, propuso hacer una primera incursión en las Canarias para hacerse con agua y alimentos, aunque lo que en realidad deseaba era conseguir una primera victoria aparentemente fácil para elevar el ánimo de sus hom-
bres, pero Hawkins era contrario a la idea, ya que alegaba, perderían el factor sorpresa. Pero Baskerville estaba de acuerdo con Drake, alardeando además de que podría tomar las Canarias en tan solo cuatro horas. Drake, iba  todavía más lejos, dando por sentado que los defensores de la Isla se rendirían sin presentar batalla alguna. Prevaleció la idea de Drake, así que el cuatro de octubre, la flota pirata llegó a Canarias, avistando el puerto de Las Palmas, el día 6 de 1595.
El ataque a Las Palmas
La llegada de los piratas pilló totalmente desprevenidos a los habitantes de la plaza que sólo se percataron de su presencia cuando divisaron sus naves y escucharon los primeros cañonazos de los piratas, demostrando que no venían precisamente en son de paz. Se preparó apresuradamente la defensa de la ciudad reuniendo un total de mil
hombres entre soldados, campesinos y milicianos voluntarios. Drake se encargó personalmente de estudiar la situación comprobando que la principal defensa de la ciudad de la ciudad la constituían dos fortines: el de Santa Catalina y el de Santa Ana, mandado éste por Fernando Lescano. Los piratas dividieron su flota enviando 15 barcos para intentar destruir el primer fortín y 13 navíos contra el segundo. Los piratas iniciaron el asalto enviando a la playa 27 lanchas de desembarco con 500 hombres y 12 naves que las protegían con fuego de cobertura. Mientras tanto, el resto de las naves iniciaba el cañoneo contra los dos fuertes españoles. El de Santa Catalina respondió de una manera tímida al fuego enemigo, ya que el Alcalde de la ciudad, Antonio Pamochamoso, creyó que el asedio sería largo y quería ahorrar munición. Pero ante esta situación, el Gobernador de la plaza, Alonso de Alvarado, colocó en diversos lugares estratégicos piezas de artillería móviles abriendo nutrido fuego contra los asaltantes. En la playa, los arcabuceros españoles hacían lo mismo disparando contra las lanchas de desembarco que intentaban acercarse a tierra. Al cabo de hora y media de combate, los piratas ya habían perdido cuatro lanchas de desembarco y cinco de sus naves habían sido alcanzadas, una de ellas seriamente, además tenían alrededor de 40 bajas. Baskerville, ya menos fanfarrón, y visto cómo les iban las cosas, informó a Drake de un cambio en
sus estrategia; las cuatro horas que iba a durar la conquista de la plaza ahora se iban a convertir en cuatro días.
Drake, humildemente, cosa rara en él, reconoció lo equivocado de su plan, llegando a disculparse ante
Hawkins, abandonando la idea de tomar la ciudad. Arribaron a otro rincón de la Isla, la rada de Arguineguín, para hacerse con los víveres que necesitaban, pero también allí fueron atacados por un destacamento español que liquidó a ocho británicos y capturó a algunos prisioneros. Gracias a ellos, se enteró el Gobernador de
la Isla quienes mandaban la flota pirata y cuáles eran sus intenciones con respecto a la ciudad de Panamá. Rápidamente envió mensajes de aviso a las Indias, avisándoles de la amenaza que se les venía encima.
Hawkins se muere
Tras salir escarmentados de Las Palmas, los piratas recalan en la Isla de la Gomera para recoger agua y leña, evitando contacto alguno con los aborígenes. Cumplido el trámite, con más pena que gloria iniciaron la travesía del Atlántico rumbo a Puerto Rico. La causa era que sabían que el 15 de mayo La Capitana de Tierra Firme , nave que formaba parte de la Flota de Indias y que transportaba dos millones de pesos, había tenido que anclar en Puerto Rico tras quedar desarbolada durante una tormenta. Querían resarcirse del desastre anterior, apoderarse de ella y hacerse con un buen bocado. Con lo que no contaban es que desde la península había partido una flotilla de cinco fragatas mandada por Pedro Tello de Guzmán, para socorrer la nao averiada. Al llegar a la altura de Guadalupe
18, los españoles capturaron una embarcación inglesa tripulada por 25 piratas pertenecientes a la flota de Drake y
Hawkins . Los españoles averiguaron las intenciones de los piratas y reemprendieron el rumbo a Puerto Rico, llegando el 13 de noviembre, nueve días antes que los británicos. Cuando el 22 los corsarios avistaron Puerto Rico se encontraron con que los habitantes de la plaza habían organizado una minuciosa defensa. El Galeón averiado cuya captura ansiaban los piratas había sido 18 Guadalupe es un pequeño archipiélago de las Antillas, en el mar Caribe que forma una región de Ultramar de Francia. Se encuentra a 600 km al norte de las costas de América del Sur y al sureste de la República Dominicana. Cristóbal Colón le dio su actual nombre en honor de la Virgen Santa María de Guadalupe, Extremadura.
hundido en el canal de acceso a la ciudad, entre el morro y la Isla de Cañuelo
19
para cerrar el paso a los asaltantes y habían desplegado una barrera de troncos atados entre sí. Por si fuera poco, las cinco fragatas enviadas desde España habían sido dispersadas en posición de disparo detrás de los obstáculos. Además, a la guarnición estable de la plaza, formada por 400 hombres, se sumaban ahora los 500 marineros llegados desde España más los 300 que formaban la tripulación de la nave averiada.
Nada más aparecer frente a Punta Escambron 20, los barcos ingleses fueron recibidos con varias andanadas de artillería, una de las cuales alcanzó de lleno al comedor de la nave de Drake, que estaba cenando con sus oficiales, matándolos a todos del que sólo se salvó el propio Drake, quien milagrosamente salió ileso. Viendo que habían perdido el factor sorpresa, los piratas viraron hacia el Oeste y buscaron refugio para sus naves en un lugar llamado Isla de las Cabras 21. Al día siguiente, 23 de noviembre, los ingleses mandaron varias embarcaciones ligeras para sondear las defensas de los españoles y buscar posibles lugares para realizar el desembarco, pero al darse cuenta que era imposible realizar el ataque por el canal, Hawkins y Drake decidieron hacerlo partiendo de un punto entre la Isla de las Cabras y el Cañuelo. El ataque sería nocturno, usando embarcaciones de poco calado, y el plan consistiría en acercarse a las fragatas españolas por los flancos para prenderles fuego. El asalto comenzó a las diez de la noche, y unas 30 lanchas con 50 hombres cada una, se deslizaron resguardadas por la oscuridad. En un primer momento salió tal y como habían previsto los corsarios; lograron situarse cerca de las naves españolas sin ser vistos y las atacaron por sorpresa logrando incendiar varias de ellas. Sorprendidos y desconcertados en un primer momento, los españoles acudieron rápidamente a repeler el ataque y a apagar el incendio de sus
naves, lográndolo en todas salvo en la fragata Magdalena que acabó consumida por el fuego. Pero lo que en un primer momento fue un triunfo para los piratas ingleses acabó volviéndose contra ellos. Las llamas iluminaron las aguas haciendo que los piratas perdieran la protección de la oscuridad. Los españoles abrieron fuego contra ellos y
el resultado fue una carnicería. Las lanchas de asalto inglesas fueron hundidas y las aguas acabaron plagadas de cadáveres británicos. Los que sobrevivieron a la masacre volvieron a sus barcos como pudieron, la mayoría nadando. En total, los ingleses tuvieron más de 400 bajas, mientras que los españoles perdieron sólo a 40 hombres. Francis 19 El Fortín San Juan de la Cruz, conocido localmente como El Cañuelo, está localizado en la Isla de Cabras, Puerto Rico.
20 La Batería del Escambron está localizada en la punta noroeste de la Isleta de San Juan, adyacente a
la actual Playa del Escambron. En un reporte de Hernán Valdés en 1587 se menciona la Caleta del
Cambrón como un posible punto de desembarco para fuerzas militares enemigas que intentaran invadir a
San Juan, y enfatizaba que hasta entonces el lugar no se había fortificado. Durante el ataque de Drake en
1595 existían ya algunas posiciones de defensa en la Caleta del Escambron. Las instalaciones defensivas
del Morrillo y El Cabrón, ubicadas en la costa Este de San Juan abrieron fuego contra los navíos del cor-
sario inglés. El Cambrón, defendido por 100 hombres al mando de Alonso Vargas, contaba con dos pie-
zas de artillería. Estas fueron instalaciones temporeras, al igual que algunas otras en ese sector de la
isleta para aquel entonces.
21 Isla de las Cabras es una isleta localizada en la entrada de la bahía de San Juan en Puerto Rico. De-
bido a su localización estratégica en la entrada de la bahía de San Juan, Isla de Cabras proveía un punto
estratégico para un fuego cruzado en conjunto con el Fuerte San Felipe del Morro en el otro lado de la
bahía, para así prevenir que navíos invasores entraran. También defendía la entrada al río Bayamón en el
otro lado de la isleta.
El Espía Digital – http://www.elespiadigital.com
14
Drake, demostró ser un hombre tenaz, porque durante el día 24 – el día siguiente –
dirigió un nuevo conato de asalto contra la plaza española, que de poco le sirvió; nue-
vamente fue rechazado por el fuego de los defensores. Desesperanzado y abatido, la
mañana del día siguiente, día 25, Drake dio la orden de zarpar. Los ingleses se dirigie-
ron a la playa de San Genaro donde se aprovisionaron de agua para luego abandonar
definitivamente aquel lugar. El que no pudo marcharse fue
JohnHawkins
, que se quedó
allí para siempre.
Los españoles averiguaron por medio de sus prisioneros que el célebre pirata y corsa-
rio inglés había muerto, lo que unido a la gran victoria que habían obtenido les enar-
deció aún más. Los españoles creyeron que
Hawkins
había muerto durante el comba-
te, lo cual era falso, ya que el pirata había enfermado durante la larga travesía y falle-
ció a causa de unas fiebres antes de que la flota británica llegase a Puerto Rico. Un fin
escasamente heroico para alguien que siempre persiguió la gloria a cualquier precio,
aunque en su caso el destino le ahorró con su muerte el dolor y la amargura que para
él hubiera supuesto tener que afrontar la derrota, la vergüenza y el deshonor.
Bibliografía
ÁLVAREZ CUETO, Dionisio. FERNÁNDEZ, Vicente.
Los perros de la reina (Piratas ingleses contra España, siglo XVI).
MONTERO, Pablo. Imperios y piratas.

http://www.elespiadigital.com/images/stories/Documentos8/john%20hawkins.pdf

http://www.elespiadigital.com/index.php/informes/15173-los-perros-del-mar-i-john-hawkins

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s