¿Es el Islam es un peligro frente al Sionismo-Wahabismo de Arabia Saudita y Occidente?

ARTICULO DE COLECCIÓN: DEL MESIANISMO JUDÍO AL SIONISMO CONTEMPORÁNEO

*Como entender este capitulo de la historia sin saber bien como evoluciono, las teorías, estrategias la mezcla del Talmud y la Cabala, la infiltración en el cristianismo, el Islam y el afán de de invocar a su mesías a cualquier costo, a estas alturas queda mas que claro que su mesías es el anti-mesías de los cristianos…

………………………………………………………..

26.05.2017
Youssef Hindi

Entrevista con Youssef Hindi, escritor e historiador de la escatología mesiánica [1], realizada en marzo de 2017 por una lectora de Arrêt sur Info, curiosa y apasionada que, al igual que muchos ciudadanos del mundo, sueña con la paz, la reconciliación y sobre todo el respeto entre las personas vengan de donde vengan.

Esta entrevista ha sido propuesta a Arrêt sur Info por una universitaria deseosa de comprender los orígenes del caos que afecta a Oriente Medio, con sus guerras tan desastrosas para las poblaciones. Después de leer Occident & Islam, sources et genèse messianiques du sionisme, de l’Europe médiévale au choc des civilisations [“El Islam y Occidente, fuentes y génesis mesiánicas del sionismo, de la Europa medieval al choque de civilizaciones”], se entrevistó extensamente con su autor, Yousef Hindi.

Pregunta: He leído con gran interés su libro. Me ha gustado que usted cite rigurosamente sus fuentes, que parecen irrefutables. Creo que es fundamental subrayar esto sobre un tema tan explosivo. Usted cita particularmente a Gershom Scholem (1897-1982), gran especialista de la mística judía, y fundador de la cátedra de estudios cabalísticos en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Imagen relacionada
Youssef Hindi

Youssef Hindi: En efecto, conviene por otra parte dejar claro que hasta la fecha no he sido refutado o demandado.

P: ¿Cómo se le presentó la necesidad de profundizar en un tema tan sensible? ¿Cuál fue la génesis de este libro?

YH: En primer lugar, se debe a que no había quedado satisfecho con las dos tesis principales que se habían avanzado sobre el origen del sionismo. La primera tesis – la más conocida – nos dice que el sionismo nació a finales del siglo XIX con Théodor Herzl y

Imagen relacionada
Théodor Herzl

el Congreso Mundial Sionista. La otra tesis, menos conocida, defendida por algunos historiadores, entre ellos Shlomo Sand, es la siguiente: los cristianos protestantes mesiánicos ingleses del s. XVII, quisieron, para apresurar el retorno de Cristo, repatriar al pueblo judío a Tierra Santa. No me adhería a esta segunda tesis tampoco, puesto que ya sabía que la idea de que podemos apresurar la venida del Mesías por acciones políticas concretas no era una idea cristiana al principio, sino una idea nacida del mesianismo judío. Y para descubrir el verdadero origen del sionismo, yo sabía que tenía que estudiar el mesianismo judío, en particular, en etapas anteriores, la Cábala (tradición esotérica del judaísmo, presentada como la “ley oral y secreta” dada por Dios a Moisés ), de la que se deriva el mesianismo, que llamo en mi libro “mesianismo activo”. Así que aquí es donde empecé mi investigación: por la Cábala. Entonces comencé un trabajo de estudio para entender la Cábala, sus orígenes, sus finalidades y sus diferentes conceptos. Mi objetivo era remontar la historia, hasta descubrir al que abrió la caja de Pandora.

P: Usted habla de mesianismo activo. Dice en su libro que le gustaría desvelarnos las claves de descifrado del mundo moderno, y haciendo este retorno al pasado, usted permite tener una visión muy precisa sobre esto. Nos enfrentamos a los acontecimientos geopolíticos y al caos de Oriente Medio que causan. Si no entendemos las causas fundamentales de lo que está sucediendo hoy en día, es imposible ver con claridad. De ahí la importancia de este libro, que nos permite descubrir las raíces profundas del mesianismo judío y su impacto. En su libro usted afirma que la Cábala tiene su origen en la Palestina del siglo I, se va asentando gradualmente en Europa en el s. XI, para crecer en el s.XIII en España, con

Nahmanides painting.jpg
Mosé ben Nahmán, llamado Nahmánides ó Ramban (de Rabbi Moshe ben Nahman)

Moïse Nahmánide y Abraham Aboulafia. Usted explica también que la Cábala es considerada, inicialmente, como una herejía peligrosa por los seguidores del judaísmo, pero usted demuestra cómo a pesar de todo va infiltrando poco a poco el judaísmo.

YH: La Cábala es una corriente mística que nace en el siglo I y, durante más de mil años, hasta finales de la Edad Media, los talmudistas, es decir, los defensores de la ortodoxia oficial del Judaísmo, combatirán a la Cábala. El principal proyecto de los cabalistas es asegurar que la Cábala se convierta en una parte integral de la ortodoxia judía. Y van a tener éxito. Explico en mi libro que hoy la casi totalidad de los conceptos cabalísticos han sido integrados en la ortodoxia judía. Desde finales de la Edad Media se produjo una suerte de sincretismo [mezcla de varias doctrinas diferentes, n.d.l.r.] entre el Judaísmo ortodoxo torácico, talmúdico y cabalístico. La Cábala, acabó por introducirse en el corazón de la ortodoxia judía.

P: Usted vuelve a trazar el camino de un cierto Salomon Molcho, en el s. XVI ¿Puede decir algo sobre este personaje y su importancia en la historia y el desarrollo del sionismo?

YH: Salomon Molcho es un rabino aventurero nacido en 1500 y muerto en 1532, alumno de David Reuveni. El objetivo de Salomon Molcho era múltiple: bajo la influencia de su maestro, trata de convencer al Papa para montar un ejército de marranos para atacar el Imperio Otomano en Palestina, expulsar a los otomanos de la Tierra Santa y recrear así el reino de Israel. Ellos fracasan porque la Inquisición quiere poner la mano sobre Salomon Molcho. Pero será protegido por el papa Clemente VII y huyó con su maestro, David Reuveni, para llegar junto a uno de los hombres más poderosos de

Titian - Portrait of Charles V Seated - WGA22964 (cropped).jpg
Detalle del Retrato de Carlos V sentado, por Tiziano (c.1548).

Europa, Carlos V, el gran emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Le ofrece a su vez atacar el Imperio Otomano. Esto acaba muy mal, ya que el emperador encierra a David Reuveni en un calabozo en España y envía a Salomon Molcho a la Inquisición, que lo hace arder en la hoguera. Uno de los principales objetivos de Salomon Molcho era influir sobre los cristianos, someterlos a las ideas mesiánicas judías. Decía en uno de sus tratados, que había que llevar a cabo acciones políticas con fines mesiánicos en dirección a los cristianos, con el fin de recrear el reino de Israel. Y es Salomon Molcho quien sentará los cimientos de lo que más tarde se convirtió en el judeocristianismo. Él no hace sino intentar cumplir con un proyecto mesiánico bíblico que le es anterior, y que expongo en mi obra.

P: Usted explica que es el mesianismo judío el que va a dar a luz al mesianismo protestante. La Cábala se infiltrará poco a poco en el mundo cristiano con el rabino Isaac

Resultado de imagen
Isaac Luria

Louria, en el s. XVI (Cábala louriánica). Más tarde, también en el mundo musulmán, con Shabtai Tzvi (Cábala sabbatiana) y los Dönmeh,

Brockhaus and Efron Jewish Encyclopedia e13 783-0.jpg
Shabtai Tzvi

en el s.XVII. ¡No deja de ser increíble! Usted explica que poco a poco, desde el siglo XV, va a producirse una aniquilación desde el interior, donde hay un principio de penetración de círculos cristianos, particularmente por los marranos. ¿Puede desarrollar lo que es la corriente restauracionista protestante y luego la corriente judeocristiana, especialmente con Jacob Frank, que era un infiltrado?

YH: Sí, Jacob Frank se infiltra en los círculos católicos del s.XVIII. Él se tomaba por la

Jacob Frank

reencarnación de Sabbatai Tzvi. Procedamos por etapas. Precisemos que el marranismo se refiere a los judíos de España que los cristianos, después de la Reconquista (Decreto de la Alhambra, 1492) habían decidido expulsar. Los marranos son los judíos que permanecieron en España, falsamente convertidos al Cristianismo. Se desarrolló, a partir de ahí, una cultura de la ocultación, llamada marranismo, pero que ya existía en la tradición judía. Las conversiones falsas han sido bastante comunes en la tradición judía, ya sea en el mundo europeo o incluso en la época del profeta, en el s.VII, cuando los rabinos se convirtieron falsamente al Islam.

Luego, en cuanto a la penetración de la Cábala en el mundo cristiano, la explico en detalle en un capítulo de mi última obra «La mystique de la laïcité. Généalogie de la religion républicaine, de Junius Frey à Vincent Peillon» [“La mística de la laicidad. Genealogía de la religión republicana, de Junius Frey a Vincent Peillon”]. Se trata de un movimiento que arranca a finales del siglo XIII, pero los intentos que funcionaron tuvieron lugar durante la segunda mitad del s.XV. Los Cabalistas judíos van a comenzar a enseñar a los cristianos, donde una de las principales figuras conocidas es Pico della

Pico1.jpg
Giovanni Pico della Mirandola

Mirandola. Tendrá un maestro cabalista que va a enseñarle hebreo, caldeo y será iniciado en la Cábala. A partir de ahí, van a dar a luz una Cábala cristiana, para someter de hecho al mundo cristiano a las ideas judías, es decir, van a tratar de convencer a los cristianos y al mismo Vaticano, de que la Cábala permite explicar justamente las doctrinas cristianas, como la Santa Trinidad, por ejemplo. Esta Cábala cristiana, que se implanta primero en Italia y en Francia, va a proseguir su avance en Europa en el transcurso de los s.XVI y XVII, hacia Inglaterra y Alemania, en el apogeo del protestantismo.

En paralelo va a nacer en el s.XVI un gran rabino, Isaac Louria, gran rabino de Safed, que acentuará la dimensión mesiánica de la Cábala. Va a desarrollar una teoría de la acción política, mucho más voluntarista que la Cábala española. Y esta Cábala louriánica de Safed se difundirá por toda Europa. Verdaderamente, habrá una convergencia entre la progresión de la Cábala cristiana, el nacimiento del protestantismo, y esta ola mesiánica de la Cábala louriánica que afectará a toda Europa. Y es durante este período, en el s.XVII, que nacerá el movimiento restauracionista cristiano milenarista. Los protestantes milenaristas de Inglaterra van a “llevar” el proyecto de repatriación del pueblo judío a Tierra Santa. El movimiento restauracionista tiene grandes representantes en el s.XVII y XVIII. Pero no es realmente hasta el siglo XIX que el proyecto sionista comienza ya a cumplirse. Este proyecto ha tardado siglos en madurar, implantarse y, finalmente, realizarse, porque era necesario que se reunieran las condiciones políticas, geopolíticas e ideológicas propicias para la realización del proyecto sionista.

P: Usted estudia otra parte de la historia en su libro: la de las corrientes subversivas del Islam y sus lazos con el mesianismo judío. Usted trata particularmente el wahabismo en el XVIII y el reformismo islámico en el XIX, del que se derivan los Hermanos Musulmanes. ¿Puede desarrollar también este aspecto? 

YH: En el segundo capítulo del libro, parto del s.XVII con Shabtai Tzvi, que es un rabino judío cabalista que va a desarrollar una teología antinomista es decir, de lucha contra la ley divina, propiamente dicha satanista, pues es una inversión total de los valores. A partir de 1666, él y sus discípulos se convertirán falsamente al Islam. Él ordenará a sus discípulos, es decir, a centenares de familias, penetrar en el Islam y destruirlo desde dentro. Informo de todos los elementos, entre los que están las citas de Gershom

Gershom Scholem 1935.jpg
Gershom Scholem

Scholem, que lo demuestran. Y a partir de este movimiento sabateo van a nacer los Dönmeh, es decir, los judíos turcos sabateos falsamente convertidos al Islam, que son el origen del movimiento político de los Jóvenes Turcos. Durante este periodo, en el siglo XIX, nacerá el reformismo islámico. El reformismo islámico es un movimiento puramente masónico, vinculado a todas estas redes a las que están vinculados sobre todo los Jóvenes Turcos.

Y en Europa encontraremos a los frankistas perteneciendo a las redes masónicas; frankistas  (Ojo no de Francisco Franco) de Europa y sabateos de Turquía permanecerán por otra parte en contacto constante hasta el final del s. XIX. Desempeñarán el mismo papel en paralelo, utilizando los mismos medios: la destrucción de la Europa cristiana y del Oriente musulmán.

Podemos ampliar el tablero y hablar del wahabismo, que se desarrolla en el s.XVIII, pero no hay evidencias concretas de la relación entre el wahabismo y el sabatismo. No obstante, cuando uno mira el wahabismo como tal, y a Muhammad ibn Abd-al Wahhab, su fundador, encontramos similitudes muy sorprendentes con estos movimientos, pero también con la Revolución sangrienta de Oliver Cromwell en Inglaterra, en el s.XVII.

El wahabismo y el reformismo islámico van a trabajar entonces el mundo musulmán desde el interior y, finalmente, a fusionarse a través de los alumnos de Mohammed Abdu, para dar origen más tarde, con Hassan al-Banna, a los Hermanos Musulmanes. Así que estos son movimientos paralelos, que funcionan dialécticamente.

Muslim Brotherhood Emblem.jpgQuisiera recordar que los principales fundadores del reformismo islámico, Malkun Khan [s.XIX], Jamal Eddine al-Afghani [s.XIX], Muhammad Abdu [s.XIX], y muchos de sus discípulos son masones. Afgani y Abdu tratarán por otra parte en Egipto, con las redes masónicas, en la década de 1870, de hacer una gran revolución, llamada revolución urabista. Encontramos entre los reformistas la misma ideología subversiva (con una forma suavizada teñida de progresismo) que en los sabateos, los Jóvenes Turcos, los revolucionarios franceses y los frankistas.

P: ¿Puede precisar lo que son las logias masónicas?

YH: Podemos tomar el tema desde varios ángulos, yo lo tomo bajo un ángulo particular, es decir, muestro cómo estas logias, que son de hecho unas redes, van a ser utilizadas por los sabateos y los frankistas para subvertir desde dentro el mundo cristiano europeo y el mundo musulmán. Y lo que explico en mi obra, es que hay varios tipos de logias masónicas. Hay algunas que son huecas desde el plano ideológico, y las hay que son claramente satanistas, otras que son deístas, judeocristianas, encontramos toda una variedad de tipos de logias masónicas. Lo que yo quise mostrar es cómo estas logias fueron utilizadas por los sabateo-frankistas y más tarde por los reformistas musulmanes, para subvertir el mundo cristiano y el mundo musulmán.

P: ¿Y siempre de modo bastante subterráneo, indirecto? ¿Nunca de modo frontal y claro?

YH: Sí, siempre indirectamente, una subversión subrepticia. Demuestro esto con una importante documentación.

P: Quería hacer un aparte sobre los ulemas (teólogos del sunismo y del Islam), y la Universidad Al-Azhar. Usted dice que se oponen a la doctrina wahabí. ¿Puede decirnos más sobre estas personas, a fin de mostrar que en el mundo musulmán hay corrientes que están tratando de luchar contra el wahabismo?

YH: Al-Azhar es la universidad de El Cairo, que es históricamente el centro del pensamiento islámico sunita, en todo caso en la época moderna. También hay otras universidades, como en Marruecos y otros lugares. Esta universidad (y otras), siempre se ha opuesto de manera muy virulenta al wahabismo nacido en Arabia, en el Najd.

Es importante saber que Rachid Ridha, discípulo de Mohammed Abdu, será financiado en los años 1920 por los sauditas, particulramente el periódico Al-Manar. Él y sus condiscípulos, van a ir violentamente contra los ulemas de Al-Azhar que atacan el wahabismo. ¡Así que atacan a los enemigos del wahabismo y defienden la doctrina wahabí, y presentan a Mohammed Ibn Abdelwahhab como un gran reformador!

Hubo, en junio de 2016, un congreso en Grozni, que reunió a los grandes eruditos sunitas; unos 200 dignatarios religiosos, entre ellos el Gran Mufti de Egipto, el jeque Shawki Allam y el Gran Mufti de Damasco, el jeque Abdel Fattah al-Bezm, que decretaron que el wahabismo salafista era una doctrina no suní, excluida del sunismo [una clara alusión a los grupos takfiristas wahabitas que son apoyados por Arabia Saudita, n.d.l.r.]

P: Gracias por señalarlo, esto es muy importante. En efecto, se habló de eso muy brevemente en la prensa. Para volver a su estudio, al mesianismo judío y a toda su progresión a través de los siglos, usted describe el nacimiento del mesianismo político ateo, que se llamará sionismo en los siglos XIX y XX. Usted cita la Declaración Balfour, el Acuerdo Sykes-Picot, y la manipulación de la geografía política de Oriente Medio. ¿Podría repasar algunas declaraciones de Chaïm Weizmann (quien presidió la Organización Sionista Mundial y se convirtió en el primer presidente del Estado de Israel)? ¿Hablarnos también del historiador Henry Laurens [2], y del proyecto del Gran Israel? ¿Podría hacer entonces un breve análisis del presente en relación con lo que está pasando en Siria? ¿Puede presentar a los diferentes protagonistas que actúan principalmente fuera del territorio de Israel y que trabajan para el cumplimiento de la mesianismo activo?

YH: El proyecto sionista será sometido a mutaciones desde su origen. El cambio más importante se llevará a cabo en el s.XIX. Lo que muestro en el libro es que el sionismo no es más que una de las ramas de un proyecto mesiánico mundial, mucho más grande e importante en general. Durante el s.XIX vamos a ver un cierto número de ideas religiosas y de proyectos mesiánicos que van a tomar una apariencia atea, materialista, laica. Y resulta que el sionismo va a formar parte también de estos proyectos religiosos secularizados que nos van a presentar como un proyecto de creación de un hogar nacional judío, para proteger a los judíos de los progromos, etc.; pero esto fue sólo propaganda. En realidad, se trataba de cumplir este proyecto bíblico, porque desde el principio del siglo XX, los promotores del sionismo, entre ellos Théodor Herzl, defenderán el proyecto del Estado de Israel con las fronteras bíblicas, que se extiende desde el Nilo hasta el Éufrates. Y Ben Gurion lo escribió desde 1918, incluso antes de la creación del Estado de Israel.

En realidad, por lo tanto, este proyecto político, falsamente ateo, no era sino una apariencia y una manera de cumplir un proyecto que, en aquella época, no podía presentarse bajo un atuendo religioso. Esa es la primera fase.

Desde el comienzo del cumplimiento del proyecto sionista, por ejemplo, en 1882, Edmond de Rothschild, el gran banquero, comenzará a comprar tierras en Palestina. Luego, los sionistas tratarán de convencer al sultán otomano y al Kaiser, y luego a los británicos, para crear el hogar nacional judío. Finalmente, son los británicos quienes se encargarán de eso. Antes del final de la Primera Guerra Mundial, en 1916, los británicos están en trance de perder ante los alemanes, y los sionistas les proponen un trato, que aceptarán, a saber, la entrada de EE.UU. en la guerra al lado de los británicos. A cambio, los británicos atacarían el Imperio Otomano en Palestina para crear un hogar nacional judío. Así que desde el principio vemos que hay una fuerza, un poder financiero internacional judío que trabaja a las potencias occidentales desde el interior para que avalen el proyecto sionista. Y este es el mismo método que se aplicará a lo largo del siglo XX. A partir de 1948, los Estados Unidos apoyarán política y financieramente al Estado de Israel.

En la última parte de mi trabajo muestro, apoyándome en los trabajos de John Maersheimer y Stephen Walt [3], cómo el lobby pro-israelí empujó a los Estados Unidos a destruir el mundo musulmán [Irak, Siria, n.d.l.r], para permitir el establecimiento de este Gran Israel a largo plazo. Porque los israelíes lo escribieron muy pronto [4], luego cito el plan Oded Yinon redactado en 1982. El plan de reordenación del mundo musulmán promovido por los neoconservadores en el año 2002, la “Iniciativa del Gran Oriente Medio”, no es nada más que una actualización del plan Oded Yinon israelí.

A partir de 2000, 2001, el lobby pro-israelí, sobre todo después del 11 de septiembre, va a empujar verdaderamente a los Estados Unidos a llevar a cabo este proyecto de destrucción del mundo musulmán, de fragmentación de los Estados limítrofes de Israel, para permitir en última instancia, al Estado judío, extender su territorio. Este era el proyecto inicial y todavía lo es.

En cuanto a la cita de Chaïm Weizmann en 1919, hela aquí: “La organización sionista no quiere un gobierno autónomo judío, sino simplemente establecer en Palestina, bajo una potencia mandataria, una administración no necesariamente judía que haría posible enviar a Palestina 70.000 a 80.000 judíos anualmente. La asociación pide al mismo tiempo permiso para construir escuelas judías donde sería enseñado el hebreo, y de este modo progresivamente edificaremos una nación que sería tan judía como la nación francesa es francesa y la nación británica es británica. Más tarde, cuando los judíos formaran una gran mayoría, estarán maduros para establecer un gobierno correspondiente a la situación del país y sus ideales”.

P: Usted también se ocupa de la fiebre mesiánica en Israel, y del vínculo entre el neoconservadurismo americano y la tendencia religiosa del sionismo israelí en el poder ahora. Quizá podría desarrollar esto, ya que el profano no tiene por qué comprender que hay una relación directa entre los dos.

YH: El núcleo duro del neo-conservadurismo en los EE.UU. es judío. Los neoconservadores son en realidad antiguos trotskistas, de origen judío, que derivaron hacia la derecha y cuyo proyecto político está calcado sobre el del sionismo y los protestantes milenaristas.

Y son estos neoconservadores, cuyo núcleo es judío, quienes trabajarán de común acuerdo con el lobby pro-israelí por los intereses de Israel. Informo de un cierto número de citas que muestran muy claramente que esta gente no está trabajando para los intereses de los Estados Unidos, ni siquiera por los intereses del imperialismo estadounidense. Pero trabajan para el proyecto israelí. Y muestro que, en paralelo, los dirigentes israelíes [el actual gobierno, al menos desde 2012 a 2013, n.d.l.r.] es el más mesiánico de toda la historia de Israel.

Cito por ejemplo a Charles Enderlin. No es que yo critique a Charles Enderlin, sino que creo que no entendíó el porqué del problema, ya que piensa, como otros, que este retorno de lo religioso en Israel corresponde a la conquista de los lugares santos a partir de la guerra de 1967. Lo que es falso. Lo que yo explico es que estamos asistiendo a un retorno, a un resurgimiento del mesianismo judío, que dio origen al proyecto sionista. Lo que demuestro en mi libro, es que las causas primeras determinan las finalidades, incluso sobre los siglos. No hay que asombrarse pues de ver a los religiosos tomar el poder en Israel, ¡porque en realidad nunca lo han perdido realmente! Ya el mismo Ben Gourion escribía que el socialismo no era más que un medio, una herramienta para el cumplimiento del proyecto sionista. Todos estos movimientos ateos en apariencia, para los israelíes y para los judíos mesiánicos, son sólo medios. Razón por la cual no existe una oposición profunda entre los laicos, los ateos y los religiosos judíos. Ya sean ateos, laicos, socialistas o mesiánicos, en esta etapa de la realización del proyecto mesiánico, convergen. Se opondrán sobre los medios, no sobre el objetivo.

P: Usted cita particularmente el libro de Josué, que es mencionado a menudo por los políticos israelíes, entre ellos Benjamin Netanyahu. ¿Puede explicarnos la dimensión religiosa del modelo de construcción del Estado de Israel?

YH: En el último capítulo de mi libro, muestro que la creación del hogar nacional judío, en su método de conquista y en su finalidad, está calcado del libro de Josué [la destrucción de aldeas y la expulsión de las poblaciones o su matanza, n.d.l.r.]. Más allá de este aspecto, hago el paralelismo entre las etapas de la conquista en el libro de Josué y las etapas evolutivas de la creación de este hogar nacional judío y del Gran Israel. Y es verdaderamente edificante…

Q: Usted cita a un rabino israelí, Ovadia Yosef (1920-2013), cuyas declaraciones e influencia son extremadamente chocantes. ¿Puede decirnos más sobre esto?

YH: Lo que quise poner en evidencia hablando de Ovadia Yosef es la influencia subyacente de los religiosos, desde hace décadas, en la política israelí. No está sólo él, también está el gran rabino Menachem Mendel Schneerson (1902-1994), que instruye a Netanyahu en 1990 y le ofrece apresurar la venida del Mesías… Ese mismo rabino del que Ariel Sharon, en 1967 y 1973, seguiría su consejo en el dominio militar, aunque el propio Sharon no era creyente.

Volviendo al Rabbi Ovadia Yosef, explico que durante 30 años, y finalmente hasta su muerte, fue un actor fundamental de la política israelí, ya que todos los líderes israelíes iban a su casa para pedir consejo. Los religiosos ocupan un lugar central en la política y la geopolítica israelí. Es por eso que nos encontramos, en toda la historia de Israel, como muestro en el último capítulo, la aplicación a la vez de leyes judías y del programa basado en el Antiguo Testamento. Como escribí en el primer capítulo de mi libro, los rabinos, a lo largo de la historia, han tratado de desarrollar una teología y praxeología alrededor de la Biblia, y de hecho una herramienta política, y ahora, con el cumplimiento del sionismo, un instrumento y un proyecto geopolítico.

P: Algunas citas en su libro del rabino Yosef Ovadia hielan la sangre, de tan racistas y odiosas. Hablando de los palestinos, declaró: “Puedan desaparecer de la tierra, pueda Dios envíar una plaga a los palestinos, estos hijos de Ismael, estos viles enemigos de Israel” (2013). Otra cita: Todos los árabes y los palestinos: se prohíbe tener piedad de ellos, usted debe enviar misiles y aniquilarlos, son malos y detestables”. Y añade “el Señor devolverá las acciones de los árabes contra ellos mismos, agotará su semilla, los exterminará, los devastará y los desterrará de este mundo” (en 2010).

YH: Lo que explico es que este hombre no es un iluminado aislado que se expresa desde una sinagoga. Se trata de un gran rabino que aconseja a políticos, incluso a militares, los jefes del Estado Mayor israelí, que visitaron su casa para recibir consejos en la preparación de la guerra contra Irán. Estamos tratando con un personaje central en Israel, y está lejos de ser el único que tiene este género de intenciones.

P: Para mostrar su influencia, usted cita a un miembro de la Knesset (el Parlamento israelí), imagino que escuchado y respetado quien, durante el bombardeo de Gaza en 2014, ¿llama a matar a todas las madres palestinas?

YH: Sí, es la diputada ultranacionalista Ayelet Shaked, de la Knesset, que luego se convirtió en ministro.

También he citado al vicepresidente de la Knesset, Moshé Feiglin, que habla de expulsar a la población de Gaza, que habla de la destrucción de sus habitantes. Propuso expulsar a toda la población de Gaza en el Sinaí. Al igual que en el libro de Josué, Moshe Feiglin explica serenamente que hay que destruir todas las infraestructuras de Gaza con la máxima potencia de fuego. El paralelo con este pasaje del libro de Josué es sorprendente: “Quemaron la ciudad y a todos los que estaban allí”. Y Feiglin precisa: “sin consideración por los escudos humanos”… lo que significa en claro la necesidad de aplastar a la gente que no ha accedido a salir de Gaza hacia el Sinaí… para purificar étnicamente toda la ciudad. ¡Aquí el que habla es el vicepresidente de la Knesset!

P: Después de este desarrollo, que usted ha hecho de manera muy precisa ¿podría hacer un análisis del presente, especialmente de lo que está sucediendo hoy en Siria, y de lo que pudo pasar antes en Irak?

YH: Al contrario de lo que la mayoría de los geopolíticos dicen y analizan, o de lo que dicen los críticos de la política norteamericana, la destrucción de Irak en el pasado, la destrucción de Siria hoy, la destrucción de Libia, no está directamente relacionada con los intereses noretamericanos, ni incluso con el deseo de controlar los recursos petrolíferos, ya que, como lo explican John Maersheimer y Stephen Walt, si los estadounidenses querían por ejemplo controlar el petróleo iraquí, no tenían más que hacer presión sobre Saddam Hussein ¡y habría aceptado voluntariamente! Por otra parte, durante la década de 1990, principios de 2000, Assad (padre e hijo), no han cesado de tender la mano a los israelíes y a los estadounidenses para obtener la paz. Estaban, por supuesto, dispuestos a negociar, por no mencionar a los iraníes. Y sistemáticamente, cuando los estadounidenses quisieron tender la mano a los iraníes o a los sirios, siempre es el lobby pro-Israel quien se interpuso. ¿Por qué? Porque el proyecto final del lobby israelí era la destrucción de esos países. Y John Maersheimer y Stephen Walt han demostrado claramente que es el lobby pro-israelí, no el lobby petrolero, quien empujó a los EE.UU. a destruir Irak. Por otra parte, Bernard-Henri Levy, que participó en la destrucción de Libia, declaró ante el CRIF que lo había hecho en tanto que judío… Hay pues que entender que lo hizo en tanto que agente israelí.

La causa primera de la oposición entre los EE.UU. y Rusia en el caso de Siria es el proyecto israelí. Lo que explicaba en el preámbulo de mi libro y en un artículo fechado en septiembre de 2015 (Rusia, Europa y Oriente) está apareciendo: los rusos, los iraníes, los sirios, no están luchando contra el imperialismo de Estados Unidos en el Medio Oriente, luchan contra un proyecto israelí que los estadounidenses respaldaron y cumplen, en detrimento propio; es diferente. Los imperialistas norteamericanos no son los amigos de la humanidad, pero no debemos confundir el enemigo principal, nos diría Carl Schmitt…

Obviamente, el imperialismo estadounidense (y todo lo que implica) es uno de los problemas, yo diría que hasta el principal problema de la humanidad hoy. Pero si los estadounidenses volvieran – como querría hacer Donald Trump – a una de sus doctrinas, que es la Doctrina Monroe, aislacionista, el problema estaría resuelto. No obstante, un cierto número de dirigentes estadounidenses lo han entendido. Zbigniew Brzezinski

Zbigniew Brzezinski, 1977.jpg
Zbigniew Brzezinski

(nacido en 1928), que es uno de los grandes geoestrategas norteamericanos, comprendió que el hecho de calcar la política exterior de Estados Unidos sobre la de Israel era un peligro para el futuro de los Estados Unidos.

La destrucción de Siria, y tal vez incluso la guerra mundial que viene entre Rusia y los EE.UU., tienen una causa primera y principal: el proyecto imperialista israelí. Hay que tener esto en mente.

P: ¿Cómo se explica que tan poca gente, al menos en Occidente, sea consciente de ello? Y ¿cómo se explica que tan poca gente lo denuncie?

YH: En primer lugar, no podemos denunciarlo, dado que los medios de comunicación están bloqueados, así como la política occidental. Pero si usted va por ejemplo a Oriente Medio, se puede hablar más libremente sobre estos asuntos… Es el mundo occidental, en particular Europa y Estados Unidos, el que tiene un sistema político-mediático que impide toda discusión y todo debate sobre estos temas. No hay necesidad de hacer un esquema, si tomamos los principales canales de televisión, los periódicos y remontamos la cadena, podemos encontrar muy a menudo, a multimillonarios israelíes o judíos, o incluso protestantes, así como a vendedores de armas. Por lo tanto, no es sorprendente que la palabra esté bloqueada en Occidente.

Ahora bien, si se estudia los círculos contestatarios, los que son críticos del imperialismo estadounidense, incluso del sionismo (un espectro muy amplio, lo reconozco), hay otro problema, y es de orden metodológico. Los geopolitólogos se centran en hacer análisis que a menudo carecen de profundidad histórica, partiendo de estadísticas, de recursos petrolíferos, gasísticos, etc., piensan que es el alfa y el omega de la geopolítica. Se descuida totalmente la dimensión ideológica, religiosa y mesiánica. Es por eso que escribí ese libro. Para aportar a la vez una nueva interpretación de la historia moderna, y de las nuevas claves de lectura que me parecen más efectivas, de la geopolítica actual.

P: Muchas gracias, Yousef Hindi.

YH: Soy yo quien se lo agradezco.

Marzo de 2017

[1] Yousef hindi es escritor e historiador de la escatología mesiánica. Nacido en Marruecos, emigró muy joven a Francia, siguiendo así un camino que le llevó a desarrollar una reflexión sobre la necesaria reconciliación del Norte y el Sur del Mediterráneo. Dos mundos cuyos destinos están desde siempre íntimamente enlazados. Sus obras:

Occident & Islam, sources et genèse messianiques du sionisme, de l’Europe médiévale au choc des civilisations». Ed. Sigest, 5e édition, 2017.

Les mythes fondateurs du choc des civilisations: ou comment l’Islam est devenu l’ennemi de l’Occident». Ed. Sigest, 2016.

La mystique de la laïcité». Ed. Sigest, 2017.

[2] Cita de Henry Laurens, historiador: “El Yishuv (la comunidad judía) se funda en tanto que rechazo absoluto de toda colaboración económica y social con la población árabe. El exclusivismo judío, necesario para la constitución del hogar nacional, hace que toda interacción con el sector árabe esté considerada como un fracaso que hay que paliar absolutamente. La ambigüedad histórica del sionismo en tanto que formulación nacional y secularizante de una comunidad hasta entonces definida en términos religiosos constituye el Yishuv en entidad híbrida: un conjunto cívico que tiene el derecho a llamarse “pueblo”, pero donde los criterios de pertenencia son definidos por una pertenencia religiosa”.

[3] http://arretsurinfo.ch/reprise-le-lobby-israelien/

[4] Ben Gourion en 1918, en 1937 “Después de la formación de un gran ejército con la creación del Estado, aboliremos el reparto y ocuparemos toda Palestina”.

Imagen: Benjamin Netanyahou recibe la orden del Gran Rabino Menahem Mendel Schneerson de apresurar la llegada del Mesías, el 18 de noviembre de 1990. Foto DR. [Ver vídeo]

(Traducción Página Transversal).

https://kenzocaspi.wordpress.com/2017/05/27/del-mesianismo-judio-al-sionismo-contemporaneo/

CRECE Y SE IMPLANTA EN TODA EUROPA

¿Es el islam un peligro para Occidente?

noticias / 13 Julio, 2016 – 00:00

Europa vive un proceso de cambio. La crisis generada por la victoria del brexit en Reino Unido ha puesto en evidencia las fallas de las políticas de la UE y su inoperancia en muchos sectores, especialmente en materia migratoria. Occidente está cambiando y uno de los factores clave para entender este proceso es la llegada masiva de musulmanes a Europa.

A pesar de que Angela Merkel reclamó volver a las raíces cristianas de Europa en el mes de octubre, las decisiones de la canciller van en sentido contrario y, en muchas ciudades, los cristianos son clara minoría. El flujo de refugiados ha evidenciado la difícil convivencia con los musulmanes más radicales y numerosas ONGs han denunciado la situación de las minorías en el viaje por la ruta de los Balcanes.

De hecho, las autoridades alemanas se vieron obligadas a separar a los refugiados según la religión que profesasen para evitar casos como el de una familia cristiana acogida en un centro de Frisinga, en Baviera, cuyo padre reconoció a las cámaras de la Bayerischer Rundfunk haber recibido golpes y amenazas por parte de extremistas islámicos sirios.

El último vídeo difundido por los medios de comunicación, aunque data de 2013, muestra a un musulmán radical amenazando a un religiosa al grito de “te voy a cortar la cabeza”. El islamista no se detiene ni con los micrófonos delante, ante la mirada estupefacta de los espectadores y el resto de viandantes que transitaban la plaza.

Políticas de natalidad

Una de las claves para entender la expansión del islam en Occidente son las políticas de natalidad seguidas en los países donde esta religión es mayoritaria y los bajos índices registrados en Europa durante los últimos años. Según un informe del Pew Research Center, los musulmanes representarán en 2030 el 26.4% de la población mundial.

[[{“type”:”media”,”view_mode”:”media_large”,”fid”:”100506″,”attributes”:{“alt”:””,”class”:”media-image”,”height”:”272″,”typeof”:”foaf:Image”,”width”:”480″}}]]

Y es que mientras los ‘no-musulmanes’ crecen entre el 0.9% y el 0.6%, los musulmanes lo hacen al 1.7%. Si bien se prevé que la población mundial crezca un 35% en las próximas décadas, se espera que el número de musulmanes aumente en un 73% – de 1,6 millones en 2010 a 2.8 millones en 2050-.

Más de un tercio de los musulmanes se concentran en África y Oriente Medio, regiones con altas perspectivas de crecimiento. Pero incluso dentro de estas zonas, la proyección musulmana es mucho más rápida que la media. Por ejemplo, los musulmanes de África subsahariana tienen una fertilidad más elevada que la población general de la región.

Así afectan estos datos a Europa

Vamos a ejemplo concretos. En Reino Unido, el nombre de Mohamed ha desbancado a nombres tradicionales británicos y es ya el más común entre los varones recién nacidos en el país. La firma Baby Centre analizó los nombres más populares y confirmó que Oliver y Jack han perdido su tradicional trono. Mohamed, escrito de diferentes formas, es ya el más utilizado, lo que da cuenta del peso migratorio de la ciudadanía.

Londres se ha convertido en una de las ciudades más multiculturales de Europa y la población musulmana ha creado auténticos guetos en barrios como Newham y Tower Hamlets, donde el verdadero poder está en manos del consejo de la Sharia Islámica de Leyton. El este de la capital británica se ha transformado en una suerte de califato que tiene sus propias leyes, sus propias escuelas, sus propios líderes y sus propios templos. Todos ellos, vinculados o controlados por grupos radicales como el Islamic Forum of Europe (IFE). Creada por Jamaat-e-Islami Chowdhury Mueen-Uddin, condenado a muerte en noviembre de 2013 por el Tribunal de Crímenes de Guerra de Bangladés, la organización extremista tiene un objetivo: imponer un ‘califato’ en Europa.

Allí los más jóvenes pueden vivir sin hablar inglés y sin relacionarse con personas que no sean musulmanas. Esas calles crean el caldo de cultivo ideal para los radicales, para que los imanes hagan el trabajo sucio a los terroristas en las mezquitas, desde donde se organizan recolectas de dinero para financiar la yihad. Las escuelas coránicas sirven para adoctrinar a los más pequeños, todo ello financiado por el contribuyente británico.

Francia y Alemania, dos países de tradición católica, han visto como el crecimiento del islam ha provocado la proliferación de mezquitas que se ubican en antiguas iglesias. Durante el último año se cerraron en Alemania seis iglesias en Duisburg, una de las ciudades con más musulmanes. Pero no solo se cierran templos católicos, también les sucede lo mismo a los protestantes que han sido convertidos en mezquitas.

En los últimos doce años, en Alemania se han cerrado más de 400 iglesias católicas  y más de 100 protestantes. Sin embargo, hay unas 200 mezquitas (incluyendo más de 40 mega-mezquitas), 2.600 salas de oración musulmanas y una innumerable cantidad de mezquitas no oficiales. Además de estar en construcción 128 mezquitas más.

En Francia se están construyendo unas 150 mezquitas, lo que refleja la gran cantidad de población musulmana que ha llegado al país.

El caso de Bélgica

Los atentados terroristas en París y Bruselas -y el último en Niza- han alterado la tranquilidad belga y han puesto de manifiesto la inoperancia de las autoridades frente al adoctrinamiento que se produce en los barrios de Bruselas, desde donde han partido varias células terroristas que, con mayor o menos suerte, han tratado de atacar los cimientos europeos. El barrio de Molenbeek y la presencia de Salah Abdeslam, el terrorista más buscado del mundo durante meses, han demostrado que las Fuerzas de Seguridad son incapaces de controlar a los más radicales.

Este barrio es la meca del islamismo radical en Europa. Si antes hablábamos de la peligrosa deriva de ciertas zonas de Londres, en Bruselas esto ya es una realidad palpable. Basta con darse una vuelta por Molenbeek para entender que allí todo es diferente, que el poder está en manos de los imanes radicales que han abandonado las principales mezquitas para endurecer su discurso en lugares de rezo clandestino.

Viven cerca de 100.000 personas, principalmente, turcos y marroquíes de segunda generación. Allí se ubican hasta 22 mezquitas de distinto tamaño. De ahí, que cada día, cinco veces, en las calles de este barrio se escuche la llamada a la oración. Muchos de los letreros de las tiendas están en árabe, los carniceros venden exclusivamente halal, hay un mercado abierto al estilo de zoco y el velo integral se usa de forma rutinaria.

Un informe del sociólogo Jan Hertogen sobre la población de Bruselas determinó que en 2020 la ciudad alcanzaría 1.2 millones de habitantes, de los cuales solamente del 20 al 30 por ciento serán belgas de origen, mientras que un 50 por ciento serán de origen musulmán y el 30 por ciento extranjeros.

A pesar de que las autoridades belgas creen que la población islámica sigue un proceso de laicización, el pasado 24 de diciembre, por ejemplo, fue declarado por primera vez como día lectivo a todos los efectos para todas las escuelas públicas de Bruselas. Las protestas hicieron retroceder al gobierno regional, finalmente concedió medio día de fiesta, pero sus intenciones quedaron claras.

¿Y España?

Durante el último año y medio, las operaciones contra el yihadismo y sus diferentes ramificaciones se han multiplicado. Los Cuerpos de Seguridad del Estado han desarticulado numerosas células yihadistas y puntos de captación de nuevos terroristas, especialmente en Cataluña, Madrid, Ceuta y Melilla. El autoproclamado Estado Islámico ha marcado la “recuperación de Al-Ándalus” como uno de los objetivos fundamentales de su política expansiva.

Más allá del terrorismo islamista, un problema reavivado en los últimos años, pero para nada nuevo en nuestro país, el número de musulmanes ha aumentado en 300.000 personas durante los últimos cinco años. España tiene 1.400 centros de oración y cuenta con casi dos millones de personas que profesan esta religión.

Según el Estudio Demográfico de la Población Musulmana elaborado por la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) y el Observatorio Andalusí, el número de musulmanes es de 1.887.906. Esto supone 29.497 más que en 2014, un crecimiento del 1,6 por ciento. Este aumento se consagra precisamente con los españoles que profesan la religión del Corán, bien sea porque han adquirido la nacionalidad o porque ya han nacido en España.

Arabia Saudí y Qatar, al frente de la financiación

Las grandes mezquitas occidentales tienen patrocinadores comunes, Arabia Saudí y Qatar, y ofrecen una imagen muy diferente al resto de pequeños centros de rezo que se reparten por las ciudades. El ejemplo perfecto es Madrid, donde la conocida como ‘mezquita de la M-30 es un lujoso complejo de más de 12.000 m2 y 6 plantas construidos íntegramente con dinero saudí. De hecho, el país árabe entregó unos 12 millones de euros para erigir un templo al wahabismo en España con muros de mármol, un enorme minarete y exposiciones acerca de la vida del profeta Mahoma.

La gestión del centro corre a cargo del país arábigo, que envía a su propio personal y enseña su doctrina de interpretar el islam. No es su única mezquita en España. Algunas de las más lujosas son la de Málaga, Fuengirola o Marbella, construidas por expreso deseo por el príncipe saudí Abdul Aziz Al-Saud.

Otro de los grandes mecenas islámicos en Occidente es Qatar, que en 2015 publicó un plan para abrir 150 mezquitas en España hasta 2020. La intención del Emirato era instalar los centros de oración en ciudades satélite de las grandes urbes, como Madrid o Barcelona, donde consideran que el ambiente es más propicio para su plan de expansión del islamismo.

Qatar ha sido acusado en numerosas ocasiones de financiar a los terroristas del Estado Islámico. En marzo de 2015, el responsable de la Secretaria de Terrorismo e Inteligencia financiera de Estados Unidos, David Cohen, hablaba del soporte de Qatar a miembros del Estado Islámico en Siria y denunciaba una legislación “demasiado permisiva” con determinadas donaciones de particulares a personas e instituciones relacionadas con el terrorismo.

La ONU y Arabia Saudí

Una de las noticias más sorprendentes del año fue la inclusión en la Comisión Defensora de los Derechos Humanos de la ONU de Arabia Saudí. La dictadura musulmana, que ha batido el régimen de ejecuciones públicas, aplica la sharia al mismo nivel que el Estado Islámico, pero cuenta con el respaldo de las élites internacionales.

De hecho, la ONU cedió ante Riad y eliminó al país de una “lista negra” que señalaba originalmente a la coalición árabe de Arabia Saudí que actúa en Yemen como responsable de ataques contra niños y la situaba en un informe junto a grupos terroristas y gobiernos acusados de esos mismos crímenes.

Células yihadistas en las mezquitas

No hay que viajar muy lejos para encontrar un centro de oración islámico propicio para la yihad. Basta con visitar la mezquita de la M-30, donde un grupo radical islamista recaudaba el dinero  y trataba de adoctrinar y captar a aquellos radicales con “futuro” como yihadistas.

El principal objetivo de este grupo radical islamista, que se constituyó en 2011 y que contaba con una vivienda en Santa Cruz de Pinares (Ávila) para sus reuniones, era la captación de potenciales “mártires”, especialmente en la mezquita de la M-30 pero también en otros centros, para enviarles a luchar a las filas del autoproclamado Estado Islámico.

Al menos cinco de los yihadistas captados por esta célula viajaron a Siria y hay constancia de que dos de ellos -Bilal El Helka y Abdellatif El Morabet- murieron en Alepo en 2012 en una acción terrorista de la organización Jabhat Al Nusra, facción de Al Qaeda.

Las leyes occidentales

Uno de los argumentos que esgrimen los partidos identitarios para rechazar la inmigración masiva es el nulo respeto que tienen por las leyes algunos de los recién llegado al país. En Alemania este principio se cumple, casi, a la perfección. Un estudio de la Universidad de Münster concluye que casi la mitad de los ciudadanos de origen turco que residen en Alemania considera más importante seguir los preceptos islámicos que las leyes del país.

La encuesta, realizada por el instituto demoscópico Emnid, revela que el 47 % de las personas con raíces turcas que residen en Alemania (un colectivo de cerca de tres millones) cree que la observancia de los mandamientos de su religión es más importante que las leyes del Estado en el que viven.

Entre los inmigrantes turcos de primera generación, el porcentaje se sitúa en el 57 %, mientras que en los de segunda y tercera generación -sus hijos y sus nietos nacidos en su mayoría ya en Alemania-, desciende hasta el 36 %.

Preeminencia islamista

Los últimos atentados yihadistas en suelo europeo han evidenciado el cambio de tendencia que durante los últimos 40 años se ha producido en todo el mundo. En Europa, el terrorismo nunca ha dejado de estar presente, pero los islamistas radicales han tomado el lugar que antes ocupaba el IRA en Reino Unido o ETA en España. Las cifras son, cuanto menos, alarmantes.

Desde 1970, los terroristas islámicos han llevado a cabo 7.860 ataques con un total de 35.152 víctimas mortales y más de 50.000 heridos. El punto cumbre llegó el 11 de septiembre de 2001 cuando Bin Laden atacó Nueva York y Washington asesinando a más de 3.000 personas.

El segundo lugar en la lista es para el comunismo que, antes y después de la caída del Muro de Berlín, ha realizado más de 19.000 ataques que han dejado 39.000 muertos y 23.000 heridos. Los crímenes por independentismo, 4.587 muertos y 13.539 heridos, ocupan el tercer lugar.

https://gaceta.es/noticias/archivo-0/islam-peligro-occidente-13072016-0853/index.php

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: