El toque divino de la Monarquía Medieval.

A lo largo de la historia, nos encontramos con personaje que parecen nacidos con un don innato, con un «toque especial» que las diferencia del resto y las sitúa un peldaño por encima. O mejor dicho, personas a las que se atribuyen cualidades fantásticas y sobre humanas que ya quisieran para sí muchos de los ídolos de masas de nuestros días. Es cierto que en la actualidad el fenómeno fan está muy arraigado en la sociedad y que permite que la fama eleve a determinadas personas a una categoría de ídolos prácticamente intocables. Sin embargo, este fenómeno no tiene parangón con la creencia que hoy queremos analizar y que se remonta a la Edad Media, un periodo en el que las creencias religiosas, devociones y supersticiones eran parte esencial de la vida de los hombres y mujeres, y en la que una institución como la Monarquía gozaba de un estatus casi divino dado que su poder provenía de Dios según la mentalidad imperante.

Este grabado del siglo XV representa la tradición según la cual Clodoveo sanan a los escrofulosos tras su coronación. toque divino - Clovis I touching for scrofula - El toque divino de la monarquía medieval

Este grabado del siglo XV representa la tradición según la cual Clodoveo sanan a los escrofulosos tras su coronación.

Es en este contexto donde surge una práctica cuyos orígenes geográficos y temporales resultan difíciles de identificar con claridad y que aún hoy dividen a los investigadores, pero que a buen seguro tuvo una gran repercusión y fue llevado a la práctica de manera muy habitual en Francia e Inglaterra a partir del siglo XII como muy tarde. Se trata del llamado «toque real», una habilidad sobrenatural atribuida a los reyes de dichas naciones y que les permitía curar una enfermedad muy común en aquellos tiempos como era la escrófula o «lamparones», hoy conocida como adenitis tuberculosa. Dicha dolencia consistía en la emergencia de bultos de pus en el cuello que, si bien no tenía un carácter mortal, podía conllevar serios problemas de esterilidad.

En una sociedad tan supersticiosa a la par que religiosa y en la que el rey tenía tal consideración social, no es de extrañar que la gran mayoría de las masas populares profesaran una gran devoción hacia los reyes al creer que el simple contacto de sus manos pudiera curar sus males. No sabemos con certeza si se trató de un ritual originariamente británico que se expandió al país galo o si surgió primeramente en este último, como señalan algunos autores, pero lo que sí podemos afirmar es que a partir de los siglos XII y XII se vuelve una práctica habitual en ambas regiones y que, con el paso de los años, fue adquiriendo un mayor arraigo.

Enrique IV tocando a 575 enfermos en Reims duriante la Semana Santa de 1606 toque divino - 726px Henri IV touche les escrouelles - El toque divino de la monarquía medieval

Enrique IV tocando a 575 enfermos en Reims duriante la Semana Santa de 1606

A la altura del siglo XVI era ya muy común la fórmula oral de «El Rey te toca, Dios te cura», lo que indicaría la presencia y el funcionamiento de esta práctica en Francia, donde perduraría hasta el siglo XVIII, con la coronación de Carlos X, el último monarca del que se tiene constancia que «curase» a sus súbditos a través de este procedimiento. No obstante, una centuria antes, durante el llamado Siglo de las Luces, autores como Voltaire empezaron a mostrarse bastante escépticos hacia este tipo de creencias. Sin ir más lejos, el propio filósofo afirmaba con sorna haber perdido la fe en el poder del «toque real» al ver cómo éste no pudo salvar la vida de una de sus amantes pese a haber sido «muy bien tocada por el rey».

En cualquier caso, este tipo de creencias permanecerían con fuerza entre las masas populares durante bastante tiempo, reduciéndose las voces críticas a aquellas élites con un mayor acceso a la cultura y la educación. De esta manera, la mayoría de los franceses siguieron dando credibilidad a dicho ritual, que se perpetuó durante bastantes años, aunque perdiendo poco a poco su arraigo. De hecho, con Carlos X, la fórmula cambia a «Deseo sinceramente tu curación», poniendo de manifiesto que el poder del rey no era tan infalible como hasta entonces se había creído. A su muerte, se produce el final de este ritual que para muchos se remontaba a época carolingia, con el bautizo de Clodoveo, ungido con un aceite divino por el obispo de Reims y cuyo poder transmitiría a sus sucesores en el trono.

María I de Inglaterra curando la escrófula toque divino - 404px Queen Mary I curing scrofula Levina Teerlinc 16th C - El toque divino de la monarquía medieval

María I de Inglaterra curando la escrófula

En el caso de Inglaterra, podríamos decir que su periodo de auge llegaría en el siglo XV, durante el reinado de Enrique VII, quien fija los pasos a seguir en el proceso de curación de los enfermos, creando un complejo y estructurado mecanismo en el que no sólo había que tocar al enfermo, sino también colgarle una medalla especial que lo protegiera y llevar a cabo toda una amalgama de rezos y plegarias, así como la lectura de los evangelios. Una auténtica liturgia religiosa que se perpetuó a lo largo del reinado de los monarcas posteriores.

Como conclusión, cabría destacar que este ritual, que a los ojos de muchos podría resultar hoy ridículo y supersticioso, no debe entenderse como tal si tenemos en cuenta el contexto en el que surge, donde la religiosidad, pero también las supersticiones y creencias en poderes y seres sobrenaturales eran parte fundamental de la sociedad y de los esquemas mentales de la  mayoría de la población. Además, supone un valioso testimonio de las manifestaciones ideológicas y culturales y las creencias populares de un periodo tan interesante como es el Edad Media.

Fuente: https://descubrirlahistoria.es/2015/01/el-toque-divino-de-la-monarquia-medieval/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s