CALVINISMO 2.

“CALVINISMO VS. ARMINIANISMO – ¿CUÁL ES EL QUE ESTÁ EN LO CORRECTO?” -8-

(Los artículo publicano no representa necesariamente la opinión de esta página web, pues estamos en un análisis comparativo de un hecho teológico con dos punto de vistas divergentes, los cuales no debe causar contiene ni descalificativos de uno o de otros)

 El Calvinismo y el Arminianismo son dos sistemas de teología que intentan explicar la relación entre la soberanía de Dios y la responsabilidad humana con respecto a la salvación. El Calvinismo es llamado así por Juan Calvino, teólogo francés que vivió en 1509 – 1564. El Arminianismo es llamado así por Jacobo Armiño, un teólogo holandés que vivió en 1560 – 1609.
Ambos sistemas pueden sintetizarse en cinco puntos. El Calvinismo sostiene una total depravación del hombre, mientras que el Arminianismo dice que la depravación es parcial. La depravación total asegura que cada aspecto de la humanidad está contaminado por el pecado, por lo que los seres humanos son incapaces de venir a Dios por su propia voluntad. La depravación parcial dice que cada aspecto de la humanidad está contaminado por el pecado, pero no al extremo de que sea incapaz de colocar su fe en Dios por su propia voluntad.
El Calvinismo se adhiere a una elección incondicional, mientras que el Arminianismo dice que la elección es condicional. La elección incondicional sostiene que Dios elige individuos para salvarlos basado enteramente en Su soberana voluntad, no en alguna otra cosa inherente en el individuo. La elección condicional dice que Dios elige a los individuos para la salvación, basado en Su pre-conocimiento de quién será un creyente en Cristo para salvación.
El Calvinismo sostiene que la expiación es limitada, mientras que el Arminianismo dice que la expiación es ilimitada. Este es el más controversial de los cinco puntos. La redención limitada es la creencia de que Jesús sólo murió por los elegidos. La redención ilimitada es la creencia de que Jesús murió por todos, pero que Su muerte no tiene efecto hasta que la persona crea en Cristo.
El Calvinismo se adhiere a una gracia irresistible, mientras el Arminianismo se adhiere a una gracia resistible. La gracia irresistible sostiene que cuando Dios llama a una persona a la salvación, esta persona inevitablemente llegará a la salvación. La gracia resistible sostiene que Dios llama a todos a la salvación, pero que mucha gente resiste y rechaza este llamado.
El Calvinismo cree en la perseverancia de los santos, mientras que el Arminianismo sostiene que la salvación está condicionada. La perseverancia de los santos se refiere al concepto de que una persona que ha sido elegida por Dios, perseverará en la fe y nunca negará a Cristo o se apartará de Él. La salvación condicional es la opinión de que un creyente en Cristo puede, de su libre albedrío, alejarse de Cristo y por lo tanto, perder la salvación.
Así que en el debate del Calvinismo vs. el Arminianismo, ¿quién está en lo correcto? Es interesante notar que en la diversidad del Cuerpo de Cristo, hay toda clase de mezclas del Calvinismo y el Arminianismo. Hay cinco puntos Calvinistas y cinco puntos Arminianistas, y al mismo tiempo tres apuntan al Calvinismo y dos al Arminianismo. Muchos creyentes llegan a una clase de mezcla entre estos dos sistemas. A fin de cuentas, creemos que los dos sistemas fallan al intentar explicar lo inexplicable. Los seres humanos somos incapaces de abarcar un concepto como éste. Sí, Dios es absolutamente soberano y omnisciente. Sí, los seres humanos podemos ser llamados a hacer una genuina decisión de poner nuestra fe en Cristo para salvación. Estos dos factores nos parecen contradictorios, pero en la mente de Dios, ambos tienen perfecto sentido.

LOS CINCO PUNTO FUNDAMENTALES DEL CALVINISMO -7-

(Los artículo publicano no representa necesariamente la opinión de esta página web, pues estamos en un análisis comparativo de un hecho teológico con dos punto de vistas divergentes, los cuales no debe causar contiene ni descalificativos de uno o de otros)

J. Barlow

Este sistema de teología fue reafirmado por reformadores en el sínodo de Dort en 1619, como la doctrina de salvación contenida en las Santas Escrituras. En esa época el sistema fue formulado en “cinco puntos” en respuesta a cinco puntos no escriturales, sometidos por los seguidores de Jacobus Arminius (arminianos) a la Iglesia de Holanda en 1610.

DE ACUERDO AL CALVINISMO:

La Salvación es llevada a cabo por el poder de la Santa Trinidad. El Padre es quien elije, El Hijo muere por ellos, y El Espíritu Santo hace la muerte de Cristo efectiva, al traer a los elegidos a la fe y al arrepentimiento, por lo tanto causando en ellos, el obedecer de buena gana el Evangelio. El proceso entero (elección, redención, regeneración) es la obra de Dios sólo por su gracia. Es así que es Dios, y no el hombre, quien determinan quienes serán los recipientes del regalo de la salvación.

DEPRAVACIÓN O INABILIDAD TOTAL:        

Depravación Total es probablemente una de las doctrinas más desentendidas del Calvinismo. Cuando los Calvinistas hablan de la raza humana como “totalmente depravados”, ellos están haciendo una declaración extensiva en lugar de intensiva. El efecto de la caída en el hombre es que el pecado se ha extendido a cada parte de su personalidad, sus pensamientos, emociones y su voluntad. No necesariamente que ellos sean intensamente pecaminosos, sino mas bien que el pecado se ha extendido a todo su ser.

El hombre no regenerado esta muerto en sus pecados (Romanos 5:12). Sin el poder del Espíritu Santo, el hombre natural está ciego y sordo al mensaje del Evangelio (Marcos 4:11ss.). Esta es la razón del porque la Depravación Total ha sido llamada Inhabilidad Total. El hombre sin el conocimiento de Dios nunca vendrá a reconocer esta doctrina a no ser que Dios le dé vida a través de Cristo (Efesios 2:1-5).

ELECCIÓN INCONDICIONAL:

Elección Incondicional es la doctrina que declara que Dios escoge, desde antes de la fundación del mundo, (Efesios 1:4-8) a aquellos que de los cuales Dios se place, a fin de traerlos al conocimiento de sí mismo, esto no está basado en ningún mérito de los elegidos, ni basado en el pre-conocimiento de Dios para descubrir quién va aceptar su oferta del Evangelio.

Dios ha elegido, basado única y solamente por el consejo de su propia voluntad, algunos para vida eterna y otros para condenación (Romanos 9:15,21). Sin embargo esta doctrina no deja de lado la responsabilidad del hombre para creer en la obra redentora de Dios El Hijo (Juan 3:16-18).

Hay una tensión en las Sagradas Escrituras entre la soberanía de Dios en la salvación y la responsabilidad del hombre para creer, la cual esta doctrina no trata de resolver. Ambas son verdad, el negar la responsabilidad del hombre es afirmar un hiper-calvinismo (no bíblico); y el negar la soberanía de Dios es afirmar un Arminianismo, el cual tampoco es bíblico.

Los elegidos son salvados para buenas obras (Efesios 2:10), y estas son resultado de la gracia salvadora de Dios, la cual es iniciada en el proceso de salvación, primero la fe proclamada por Pablo y seguida por la fe proclamada por Santiago; es lo que Pedro trata de decir cuando exhorta al cristiano a hacer su “llamado” y “elección” segura, (2 Pedro 1:10); llevar el fruto de las buenas obras es una indicación que Dios ha sembrado las semillas de su gracia en tierra fértil.

EXPIACIÓN LIMITADA (REDENCIÓN PARTICULAR):

Expiación Limitada es una doctrina que responde a la pregunta, ¿por los pecados de quién murió Cristo?, la Biblia enseña que Cristo murió por los pecados de aquellos que Dios le dio a salvar (Juan 17:9). Cristo murió, en verdad por mucha gente, pero no por todos (Mateo 26:28). Especificamente, Cristo murió por la Iglesia Invisible de todos los tiempos, (pasados, presentes, y futuros); es decir la suma total de todos aquellos quienes han sido elegidos, han nacido de nuevo espiritualmente y llevan con justicia el nombre “Cristiano”. (Efesios 5:25).

A menudo esta doctrina encuentra algunas objeciones, principalmente de parte de aquellos que piensan que la Expiación Limitada, obstruye el evangelismo. Cristo no va perder a ninguno que el Padre le dio, (Juan 6:37). La muerte de Cristo no fue una muerte de expiación “potencial ” o simbólica; por si acaso, alguien no elegido posiblemente pudiese creer en el futuro… esto en verdad trivializaría la muerte del Señor Jesús en la expiación.

Cristo expió pecados específicos de pecadores específicos; para hacer su iglesia santa. El no expió los pecados de todos los hombres, ya que obviamente no todos los hombres son salvos. Cristo murió por los pecadores, y de seguro él no va ha perder ninguno por los cuales el murió; la expiación de Cristo es suficiente para todas las generaciones, pero eficiente solamente en los elegidos de Dios. La Gran Comisión debe de continuar hasta que El Señor Jesús venga.

GRACIA IRRESISTIBLE:

El resultado de la Gracia Irresistible de Dios es la respuesta positiva del elegido al llamado interno del Espíritu Santo, cuando el llamado externo es hecho por medio de las escrituras (predicador-a). Cristo enseña que todos los que Dios ha elegido, vendrán al conocimiento de Él, (Juan 6:37). Los hombres vienen a Cristo para salvación cuando el Padre los llama, (Juan 6:44), y el mismo Espíritu de Dios guía a sus amados al arrepentimiento, (Romanos 8:14). Que consuelo es saber que el Evangelio de Cristo penetrara nuestros duros y pecaminosos corazones y maravillosamente nos salva a través del llamado interno del Espíritu Santo, (I Pedro 5:10).

PERSEVERANCIA DE LOS SANTOS:

Perseverancia de los Santos es una doctrina que enseña que los santos (aquellos que Dios ha salvado) permanecerán en las manos de Dios hasta que ellos sean glorificados y llevados con El al cielo. Romanos 8:28-29, establece que cuando una persona ha sido verdaderamente regenerada por Dios, permanecerá con Dios. La obra de santificación la cual Dios genera, continuará en el elegido hasta que alcance su consumación en el cielo, (Filipenses 1:6). Cristo asegura que no perderá a ninguno de los elegidos y que serán glorificados en el “día postrero”, (Juan 6:39). La posición Calvinista permanece con la palabra de Dios, y confía en la promesa de Cristo, que Él cumplirá perfectamente la voluntad del Padre al preservar a todos los elegidos. El elegido persevera porque Dios lo preserva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s