La problemática de la Usura en la Cultura Occidental I.

Por Jonas E. Alexis en Enero 26, 2014

El tema de los escándalos de dinero judío en una escala masiva nos lleva a un punto que ya no puede ser ignorada: la relación entre el capitalismo y la usura.


Desde los primeros siglos, la usura fue visto como una empresa de pecado por la Iglesia Católica, ya que llevó a la destrucción del progreso económico de cualquier sociedad.
La usura conduce al interés compuesto, el interés compuesto conduce a un colapso económico, y el colapso económico lleva al sufrimiento masivo (algo demostrado por la historia y el reciente colapso económico que nos rodea, más concretamente en Grecia). [1]


Por ejemplo, la ilustración que se utiliza
“Si Judas Iscariote había invertido sus treinta monedas de plata en unos pocos puntos porcentuales agravado, pagaderos en plata a partir de hoy, la cantidad de plata requerida sería equivalente al peso de la Tierra.” [2]


No hay suficiente oro y plata en el universo para enfrentar ese desafío. En otras palabras, la idea detrás de la usura es una imposibilidad aritmética.
El tema de la usura es tan antigua como la civilización misma. La usura se practica rutinariamente en las civilizaciones antiguas como Babilonia, y el historiador CA Herrick argumentó que “la deuda y el tipo de interés excesivo eran gravosos” en aquel entonces. [3]


En el proceso del tiempo, “Señores levantó mostrando gran riqueza que fue producida por el sudor de los demás. Además, estos señores se convirtieron en maestros de muchos esclavos por medio de la ejecución hipotecaria”. [4]


El tema de la usura también era frecuente en los escritos protestantes. [5] Martín Lutero escribió ensayos en 1519 y 1524, titulado “El comercio y la usura” y “El Tratado sobre la usura”, en el que sostenía que la usura es un vicio sofisticado, y cuyas consecuencias era, entre otras, arruinar ciudades. [6] Lutero escribió,


“En poco tiempo, a causa de la usura y la avaricia, el que antes podía vivir de cien florines no puede hacerlo ahora en doscientos.” [7]

Sin embargo, Lutero admitió que si bien la usura es una forma de actividad pecaminosa que tiene consecuencias económicas graves, una tasa de interés cuatro o cinco por ciento era razonable bajo diferentes circunstancias. [8]
Esto de “cuatro a cinco por ciento de interés” más tarde fue adoptada por Juan Calvino, quien repudió la “prohibición general católica sobre la usura, y por 1650, casi todas las denominaciones protestantes había llegado a un acuerdo con su posición de que una tasa de interés razonable no era pecado, siempre que los prestamistas actúan de buena conciencia, y no explotan a los pobres. “[9]
Aunque Calvin repudió los préstamos de consumo (tasas de interés excesivas), hizo préstamos comerciales legítimos diciendo que hasta el cinco por ciento de tasa de interés es aceptable. [10] Esta posición fue contra el modelo aristotélico. Calvino declaró,
“Admito lo que incluso los niños pueden ver que si se bloquea su dinero en un cofre, que no va a aumentar … [pero] cuando usted compra un campo, es el dinero, no ganar dinero?” [11]
Aquí Calvino fue confundir implícitamente el trabajo humano y el dinero y el intercambio, que tiene poco que ver con los tipos de interés que Aristóteles estaba hablando. [12] De acuerdo con Calvino, un erudito protestante señaló, “El interés es meramente alquiler pagado sobre el capital”. [ 13]
Calvino, con el fin de desafiar a la oposición de la Iglesia a la usura, dio este escenario en sus Comentarios sobre las Cuatro últimas Libros de Moisés:
“Pero si un hombre es rico, y tiene dinero propio, y tiene una muy buena finca y un gran patrimonio, y debe pedir dinero prestado de su vecino, será ese vecino comete pecado al recibir un beneficio del préstamo de su dinero?
“Otra prestatario es el más rico de los dos, y podría prescindir de él y no sufrir ninguna pérdida, si bien si él desea comprar una finca y disfrutar de los frutos: ¿por qué el acreedor puede ser privado de sus derechos cuando su dinero trae un beneficio a un vecino más rico que él mismo? “[14]

Pero este escenario particular es inverosímil. San Jerónimo, años antes de Calvino, lo expresó así:


“¿Le diste a una persona próspera o no? Si fuera próspera, entonces no deberías haber dado; si no lo fuera, entonces usted no debe preguntar de nuevo como si fuera “. [15]

Jerónimo parece haber estado más en contacto con las enseñanzas del Nuevo Testamento que Calvino: “Y prestad, no esperando de ello nada; y vuestra recompensa será grande “(Lucas 06:35).

El stand de Calvin abrió la puerta para los contratos usurarios, que habían alcanzando ahora consecuencias económicas en los próximos siglos. Académico Benjamin Nelson escribió hace algunos años en su estudio La Idea de la usura,


“Calvin en el Deuteronomio se convirtió en un evangelio de la era moderna. Todos, desde el siglo XVI hasta el siglo XIX defendiendo una ley más liberal de la usura, que volvió a Calvin en busca de apoyo.


“Incluso aquellos que no querían o no podían mencionar su nombre se vieron obligados a hablar de sus palabras. Si hoy no apelamos a el es porque hemos aprendido sus lecciones muy bien. Vocabulario religioso e incluso ética ya no es necesario para justificar los postulados morales y económicos que él ayudó a establecer “. [16]

El estudioso protestante Alister McGrath escribe que “la extensión de Calvino del principio de la usura abrió un nuevo camino.” [17]

Por ejemplo, Calvino escribió a un amigo:
“Los pasajes tanto en los Profetas y los Salmos muestran la ira del Espíritu Santo contra los usureros. Hay una referencia a un mal vil [Salmo 55:12] que se ha traducido por la palabra usura. Pero dado que la palabra hebrea tok puede generalmente significa “defraudar”, que se puede traducir de otro modo que “la usura”.


“Incluso donde el profeta menciona específicamente la usura, no es una maravilla que lo menciona entre otras malas prácticas. La razón es que la mayor frecuencia de la usura se practica con licencia ilícito, más a menudo la crueldad y otras actividades fraudulentas surgen …
“¿Qué soy yo para decir, excepto que la usura casi siempre viaja con dos compañeros inseparables: la crueldad tiránica y el arte del engaño. Es por esto que el Espíritu Santo informa en otro lugar todos los hombres santos, que alaban y temerosos de Dios, que se abstengan de la usura, tanto es así que es raro encontrar a un buen hombre que también practica la usura “. [18]
Esta fue la razón por la iglesia condenó, porque los que practican la usura siempre terminan en un sistema de engaño, más específicamente a los pobres y necesitados. Así que cuando Calvin legitima sofísticamente usura, ésta era indirecta (quizás no intencionalmente [19]) haciendo un caso para la “crueldad tiránica y el arte del engaño.”

john

John Calvin

Calvin concluye: “La situación en la que Dios sacó a los Judios juntos, combinado con otras circunstancias, hizo el comercio sin usura apt entre ellos. Nuestra situación es muy diferente.
Por esa razón, no estoy dispuesto a condenarlo, siempre y cuando se practica con la equidad y la caridad “. [20]
Sin embargo, los próximos siglos mostraron resultados opuestos. McGrath escribe:
“Vistas de Calvino, que fueron vistos por muchos como que sean contrarias al sentido claro de la Biblia, tomó algún tiempo para ser aceptados. A mediados del siglo XVII … usura fue finalmente considerado como aceptable “.[21]

El movimiento protestante no engendra el capitalismo en el sentido estricto de la palabra, pero recibió un impulso del movimiento. [22] Y las tasas de interés y el capitalismo van de la mano. McGrath escribe que “el préstamo de dinero a interés era esencial para el surgimiento del capitalismo moderno.” [23]

Es triste decirlo, fue después de la aparición del movimiento protestante que la condena generalizada de la usura ya no es aceptable era. [24] Uno notas escolares protestantes, en particular, que “se puede decir que la Reforma fue el punto de giro de la llave moral doctrina de la usura “. [25]


Otro declaró: “Puede sorprender a algunos para aprender que Calvino fue instrumental en la liberalización de la postura de la Iglesia sobre la usura. Esto explica por qué es que incluso los más estricta y conservadora [protestantes] eruditos cristianos en los tiempos modernos todavía mantienen a lo que para los estándares medievales ser una posición liberal de la usura “. [26]

————————————————–

Martin Luther

Martin Luther

Aunque Lutero condenó la usura al principio, más tarde en la vida, él la abrazó. En una carta al duque Federico, Lutero escribió,
“Yo diría que es muy necesario contar con reglamentos uniformes que rigen el cobro de intereses por todas las tierras alemanas. Prohibir por completo no sería justo, porque puede ser justificable en ciertas condiciones. “[27]
Este punto de vista llegó a tener una gran influencia en el protestantismo largo de los siglos. Mientras que algunos puritanos no condenan, otros como William Penn hizo; lo llamó una separación de la religión y la relación que Dios había creado.
En 1611, Roger Fenton, uno de los traductores de la Biblia King James, publicó un tratado de Usurie [sic], en el que declaró,
“” Ellos no lo llaman Usurie, no sea que la palabra debe ser ofensivo, o hacer la cosa odiosa. Pero se denomina Uso o Usance a cambio … o será llamado interés o consideración, que son términos civiles y educado, aunque por ellas quieren decir nada más, pero sin formato Usurie. “[28]
En el siglo XXI, los estudiosos protestantes en general no ven un problema con la usura, y algunos ni siquiera se discuten en sus obras. [29] Sólo unos pocos condenar la práctica, como CS Mooney, quien señaló que el economista Protestante Gary North trató de defender a la usura. [30]
Cuando los traductores de la Biblia de King James tradujeron la palabra griega Tokos como “usura”, del Norte les criticó y dijo que la palabra significaba “interés”. [31] ¿Por qué algunos estaban inquietos por el término? Debido a que en la usura nivel más básico implica el engaño de una manera sofisticada.

Mooney debe ser elogiado por su cuidadoso análisis del debate histórico que rodea la usura. Él pasa mucho tiempo en su trabajo refutando los argumentos falaces propuestos por los escritores protestantes compañeros, entre ellos Larry Burkett (que advierte a la gente acerca de ser un prestatario, pero tiene poco que decir sobre el prestamista que está reprimiendo a los pobres). Como Mooney con razón dice,

“¿Qué cantidades aconsejar populares es la siguiente:. No ser esclavizados por el endeudamiento, pero esclavizar a otros por préstamos” [32]


El trabajo de Mooney fue publicado en 1988, pero parece que no era más que un profeta en círculos protestantes. Él escribe: “Es evidente que mucho de lo que es malo en nuestra economía hoy es directamente el resultado del pecado de la usura.” [33]
Pero gente como Mooney que rechazan la usura están en la minoría. Estudioso protestante Destaca David W. Jones se lamenta de que


“Mientras que los cristianos en las naciones occidentales disfrutan de la riqueza y los cristianos sin paralelo en otras partes del mundo están luchando por las necesidades económicas básicas, el tema de la ética financiera no ha recibido tanta atención por parte de los estudiosos cristianos evangélicos como otras áreas comparativamente relevantes de la doctrina, como el género papeles, homosexualidad, o incluso de guerra “. [34]
McGrath escribe de Lutero “en el comercio y la usura” que “el pensamiento -si económica de Lutero se puede dignificar con un título que tal era hostil a cualquier forma de capitalismo refleja en gran medida la falta de familiaridad con el sofisticado mundo de las finanzas entonces emergente en la gran libre ciudades “. [35]
De Calvin, sin embargo, escribe que “parece haber sido plenamente consciente de los principios básicos de la capital. El carácter productivo del capital y del trabajo humano se reconoce plenamente “. [36]

 

————————————————–

Una definición práctica de la usura es “La práctica de cobrar interés financiero en exceso de la cantidad principio de un préstamo” o “interés superior al tipo legal o socialmente aceptable.” [37]
El Nuevo Diccionario Oxford define como “la acción o práctica de prestar dinero a injustificadamente altas tasas de interés ilegal”. Como Mooney dijo,
la usura gira en torno a “ganancia para el usurero para los que no lo hizo el trabajo, y es que para los que el prestatario hizo el trabajo, pero no goza del beneficio “. [38]
En su raíz etimológica, la usura conlleva la práctica de [39] Gregorio Nacianceno del siglo IV ponerlo de esta manera
“toma violenta de la propiedad por los piratas.”:
“Un hombre contamina la tierra con la usura y el interés, recoges donde no sembró y que siego donde no plantó-cosechando su ganancia no de la tierra, sino de la necesidad de los pobres.” [40]


Como veremos en los próximos dos artículos, siempre que esta práctica se sigue en una sociedad, formas sofisticadas de engaño se convierten en la norma, y los ricos y los trucos de gran alcance a los oprimidos, los pobres y los necesitados. [41]
En el Imperio Romano, después de la muerte de Augusto, los ricos comenzaron a emplear la usura para aumentar su riqueza. [42] En el proceso, que en gran medida “los movimientos financieros en la economía controlada.” [43]
Finalmente, durante la decadencia del Imperio Romano “, los arrendatarios se vieron reducidos a la servidumbre por parte de sus acreedores”. [44]

Por el año 325 dC, la usura fue prohibida por el Concilio de Nicea como un acto inmoral y pecaminoso. [45] Jerome (340 hasta 420) declaró que todas las formas de usura eran inmorales y por lo tanto prohibido, y que la enseñanza de la usura en Deuteronomio 23:19 -20 que se permite con respecto a los extranjeros ya no podía aplicarse a la luz de las enseñanzas de Cristo.
El argumento de Jerome era persuasiva precisamente porque la usura, en su raíz eventual, es contraproducente en el Nuevo Testamento, donde Cristo enseña a sus seguidores a “prestar libremente, con la esperanza de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo “(Lucas 06:35).
En los años 400, el Papa León Magno volvió a declarar que la prohibición de la usura era ser acogida. Por 800, la usura fue universalmente condenada, y durante 300 años la iglesia y el estado eran unánimes. [46]
En los siglos XII y XIII, la Iglesia Católica había fomentado una larga línea de apologistas que condenaron la práctica, aunque “el mal sobrevivió.” [47]
La usura fue adoptado gradualmente por algunos católicos, lo que llevó a algunos estudiosos a escribir que sólo pagan el servicio de labios prohibición. [48] Se podría también ser demostrado que durante el undécimo, duodécimo y XIII siglos, los préstamos a interés era practicado por algunos obispos . [49] Sin embargo,
los mismos investigadores nunca podrían traerse al hecho de que los obispos estaban contradiciendo las enseñanzas de la Iglesia sobre la usura.

Fuente: http://www.veteranstoday.com/2014/01/26/the-problem-of-usury-in-western-culture-part-i/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s